Recién comenzado el año, lo que vamos a recomendarte en este 2017 es que prepares un perfil profesional que tenga en cuenta tres valores con mucha más importancia en esta década que en la pasada: el perfil de habilidades y competencias, tu marca personal y la difusión de tu CV. No olvides adjuntar el resultado a tu perfil de Infoempleo.

La importancia de la marca personal

Como siempre, debajo de tu nombre debe aparecer tu teléfono y tu dirección de correo, al fin y al cabo siguen siendo los datos más usados por los reclutadores cuando quieren contactar contigo. Pero a continuación, deja espacio también para incluir las redes sociales que muestren tu perfil más profesional y si tienes alguna web personal en la que se pueda visitar tu trabajo.

Te recomendamos que distingas comunidades entre tus contactos y que tengas muy definida la que es de ámbito laboral. Establecer este límite te permite publicar con mayor tranquilidad.

Puede ser una buena idea incluir algún hashtag de las conversaciones en las que participas. No tiene por qué ser estrictamente profesional, puede que este tipo de información le dé al reclutador una idea de tu perfil en otros aspectos que no son la experiencia y la formación.

En cuanto a la web personal, no es necesario que montes un blog (aunque si tienes constancia es un medio excelente para promocionar tu perfil). Puedes tener una minisite simplemente a modo de tarjeta de presentación. Hay multitud de plataformas que te permiten hacerlo.

Actualizar CV

Muestra tus habilidades y competencias

Hace unas semanas os hablábamos de cómo incluir un apartado de habilidades y competencias en el CV. A un currículum de 2017 no debería faltarle este punto. Se puede incluir de una manera muy resumida, pero has de destacarlo de alguna forma en tu perfil. Es una elemento muy apreciado por los reclutadores, porque se les proporciona otro parámetro para evaluar una candidatura.

El talento es la aptitud que muestra una persona para llevar a cabo una tarea. Esto no se define solo por tu experiencia profesional y tu formación, también entran en juego tus habilidades y competencias. Es decir, esa forma de hacer las cosas que has adquirido trabajando, pero también en otros aspectos de tu vida, como practicando un deporte o realizando una actividad solidaria o incluso lúdica.

Que tu CV llegue donde tiene que llegar

Cada vez se abren más canales de reclutamiento. Hay muchas plataformas que se dedican a promocionar tu perfil entre las empresas que están buscando candidatos para cubrir los puestos que se requieren. No escatimes a la hora de estar en varias porque suelen ser gratuitas. Solo requiere por tu parte un poco de organización y mucha constancia para actualizar tu perfil en todas. Haz un listado y ve por orden sin descuidar ninguna cuando pongas al día tu CV. Completa también los formularios que algunas empresas tienen para enviar tu perfil.

Tener un currículum base puede ser la clave para agilizar esta tarea que realmente merece mucho la pena, nunca sabes por dónde va a venir la oportunidad. Este currículum puede ser un poco extenso, no es el que presentarías a una candidatura concreta, sino el que reúne de una manera ordenada toda tu trayectoria.

Belén Claver, consultora de desarrollo profesional y RRHH, nos da el siguiente consejo: “crea un documento llamado CV global o general en el que expongas toda tu trayectoria profesional y del que puedas ir extrayendo productos (experiencias y formación) para cada candidatura”.

Cuando te apuntes a una oferta, solo tienes que modificar el perfil que va a llegarles a los reclutadores en función de lo que te interese rescatar de este documento maestro. Con la misma constancia, actualiza las redes en las que estés presente de una manera más profesional.

Hemos elaborado un ejemplo para que veas la forma de integrar todo en una página. Incluir gráficos e iconos puede servirte para aligerar contenido escrito, facilitar la lectura al reclutador y, de paso, hacer un CV más visual.

Plantilla de CV