Trabajar en común aunando conocimientos, experiencias y teniendo la posibilidad de ver crecer un proyecto es la propuesta de la Fundación Botín en su iniciativa Desafío.

La edición del 2015 pone el foco sobre la educación. Se ha llamado “Talento solidario” y busca hacer emerger una gran (grandes) idea que complemente y mejore la educación actual en España. Se quiere apostar por el desarrollo y la posible implantación de nuevas formas de aprendizaje. Están convocadas todas las ONG que crean que pueden contribuir a este gran reto.

Desde la organización se busca apoyar en la innovación en los procesos y potenciar la capacidad que las propuestas tengan para multiplicarse en beneficios para la comunidad.

El reto consistirá en trabajar durante tres meses de forma conjunta reuniendo a aquellas ONG que tengan ideas innovadoras sobre nuevas formas de aprendizaje. En esos tres meses se dará forma al proyecto conjunto, con el fin de hacerlo viable y sostenible. Los proyectos ganadores se beneficiarán de un “acompañamiento estratégico” que consistirá en:

  • Facilitar la mentorización.
  • Aportar un capital semilla de 20.000 € para arrancar el proyecto.
  • Contar con el apoyo de consultoría del proyecto.
  • Proporcionar asesoría jurídica para ajustarlo a la legalidad vigente.
  • Ofrecer apoyo tecnológico.
  • Dar visibilidad al proyecto.

Una vez finalizado este proceso, se presentará a un equipo de expertos que seleccionarán las mejores propuestas según las siguientes indicaciones:

  • Que muestren una capacidad innovadora.
  • Que sean de gran interés general para mejorar el sistema educativo.
  • Que sean adaptables a otros contextos, regiones o beneficiarios.
  • Que sean sostenibles en el medio/largo plazo.
  • Que integren organizaciones públicas y privadas para que se cree un contexto colaborativo.

Este reto social también se planteó el año pasado. La convocatoria del 2014 se llamó Generación de empleo juvenil y se dedicó a impulsar posibles soluciones para acabar con el acuciante problema de paro juvenil. Se recibieron 203 propuestas. Entre las iniciativas ganadoras estuvo el proyecto “Barrios sostenibles”. Un proyecto de empleo verde y sostenible que implicaba a instituciones públicas, asociaciones vecinales e iniciativas privadas para mejorar el medioambiente de los barrios. Otro de los premiados fue “Mercaemprende joven”, una iniciativa que pretendía resolver la falta de adaptación a las nuevas tendencias sociales que se da en el comercio ambulante, medio de sustento de muchas familias gitanas.

El plazo para la recepción de solicitudes comenzó el pasado 1 de julio y finalizará el 15 de septiembre. Los proyectos seleccionados serán acogidos por un “ecosistema de apoyo” gracias al que recibirán ayuda para la puesta en marcha.

Según los organizadores, es una excelente oportunidad para hacer un análisis en profundidad de una inquietud o de una problemática social. Para tratar de ponerle solución gracias a un entorno colaborativo de trabajo entre ONG, instituciones y organismos de diferente tipo y que aporte innovación al campo de lo social.