¿Qué empresa no querría mejorar su imagen y reputación a través de la contratación? ¿Qué equipo de trabajo no necesita individuos que den cohesión e incrementen el compromiso del grupo para alcanzar objetivos? Estas características sumadas al esfuerzo, la tolerancia a la frustración o la constancia son las que definen el colectivo  de empleados con una discapacidad física, psíquica o sensorial. Una oportunidad para que las empresas hagan acopio de un talento con mucho que aportar. Solo una de cada cuatro personas con discapacidad está trabajando, según denuncia el informe La situación de las personas con discapacidad en el mercado laboral, publicado por el observatorio Odismet (Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de trabajo en España) de la Fundación ONCE. Además, los que sí trabajan, soportan peores condiciones laborales comparadas con el resto de la población. Proliferan los contratos a tiempo parcial, temporales y los salarios son más bajos. El número de personas en edad laboral (16-64 años) con una discapacidad reconocida es de 1.774.800. Esta cifra representa el 5,9% de la población activa total. La tasa de desempleo entre las personas con discapacidad  es del 31%, datos del 2016, diez puntos por arriba del resto de población activa que en ese momento era del 21,9%. inserción laboral

Avanzar en la inserción laboral

Para favorecer la integración laboral se crearon los Centros Especiales de Empleo (CEE). Estas empresas especiales tienen una plantilla en la que al menos el 70% del personal tiene una discapacidad mayor del 33%. Son los responsables de la contratación del 17,4%  de los ocupados lo que los convierte en la principal fórmula para la contratación para el colectivo. Es importante señalar este dato ya que apunta a los prejuicios que tienen todavía las empresas sobre la forma de trabajar de las personas con una discapacidad y la escasa inserción que tienen en las compañías. Según señala Odismet en su estudio el 70% del total de los trabajadores presta sus servicios en lugares donde no existen puestos inclusivos.

Un 61% de los millenials con discapacidad lleva más de un año buscando trabajo

El estudio Millenials con Discapacidad, motor de futuro, realizado por la Fundación Adecco y la empresa de mobiliario JYSK analiza la situación de este grupo y trabaja para acabar con las ideas preconcebidas que tiene la sociedad sobre las personas con discapacidad, como son la baja productividad, el absentismo y la falta de compromiso. Estas ideas refuerzan la sensación entre los jóvenes con discapacidad de que tardarán más en encontrar un empleo que sus compañeros de generación sin discapacidad. En concreto seis de cada diez opinan que tardarán más de un año en encontrarlo frente a ocho de cada diez jóvenes sin discapacidad que esperan encontrarlo antes de doce meses. Por su parte, las consejerías de empleo de algunas comunidades autónomas como la de Castilla-León están dedicando partidas presupuestarias a la subvención de los centros especiales de empleo para que, a través de medidas como las bonificaciones en las cotizaciones o el abono del 25% de salario mínimo interprofesional, se favorezca la contratación de personas con discapacidad. Además de estas medidas sería recomendable que hubiera un mayor grado de integración en las empresas. Habría que avanzar en el sentido de la eliminación de barreras y prejuicios para asegurarse que se está aprovechando todo el talento en un momento en el que escasea. Todavía no se hace lo suficiente para ofrecer un puesto a las 143.433 personas con discapacidad que se encuentran a la búsqueda de un empleo.

Buscar trabajo con una discapacidad

A la hora de ponerse a buscar un empleo desde la Fundación Adecco aconsejan no indicar en el CV que se tiene una discapacidad porque esta característica no determina la profesionalidad. Recomiendan centrarse en las competencias que se tienen. Posteriormente, durante la entrevista, entonces sí, puede hablarse abiertamente de la discapacidad que se tiene y despejar dudas sobre las aptitudes para desenvolverse eficazmente en las tareas que requiere el puesto. No te limites a buscar empleo en los lugares, portales o redes específicas para personas con discapacidad. Hazlo también en el resto para aumentar tus probabilidades de encontrar un empleo. Si tienes una discapacidad y estás buscando empleo consulta las ofertas que mejor se adapten a tu perfil. Si quieres puedes buscar en concreto las que tienen como requisito un grado de discapacidad.