Si quisiéramos dibujar un retrato robot del candidato tipo con el que las empresas se encontraron en las entrevistas de trabajo  tendríamos que conocer una serie de cuestiones básicas como qué perfil profesional fue el más buscado, si fue muy difícil dar con este trabajador o si venía de las filas del paro o de otro trabajo. El informe Infoempleo Adecco preguntó a 592 empresas o departamentos de RRHH sobre las características de los aspirantes. Estos fueron los resultados.

Reducción de las plantillas y una mayor colaboración con servicios externos

Llegan las buenas noticias si te encuentras buscando empleo. Un 43,24% de las empresas tienen pensado ampliar su plantilla en el 2018. Las áreas donde prevén que habrá más demanda son, por este orden, Comercial y ventas (38,51%), Informática e Internet (21,96%) y Atención al cliente (20,44%). Aunque no se es muy optimista respecto a la completa recuperación del nivel de puestos de trabajo anteriores a la crisis un 58,45% de las empresas preguntadas opina que el empleo se recuperará a valores precrisis y un 41,55% opina que no se conseguirá.

Existe un acuerdo amplio entre las empresas de que el nicho de empleo principal estará en el ámbito tecnológico y en la innovación. Opina así un 83,11%  de las compañías encuestadas. También que las relaciones laborales continuarán su proceso de transformación. Se reducirán las plantillas y se ampliarán las colaboraciones o los externos con fórmulas de contratos de autónomos o freelance.

Por lo tanto, teniendo en cuenta los datos del informe, ya tenemos una imagen aproximada de nuestro candidato- robot. Se trataría de un comercial con una dilatada experiencia que habrá dejado su anterior trabajo para incorporarse en la nueva empresa y que tiene muchas probabilidades de que en este momento ya se encuentre seleccionado para otra empresa.

Un 60,98% de las empresas no incorporó altos mandos durante el 2016

Cuando se consulta en las empresas cuál era la situación de la que venían las nuevas incorporaciones atendiendo a las categorías profesionales (directivos, mandos intermedios, empleados) éstas responden lo siguiente: en cuanto a directivos, un 60,98% de las empresas no incorporó altos mandos durante el 2016. Cuando lo hicieron, un 21,96% contrató a jefes que ya estaban trabajando. En cambio, un 17,23% fichó a directivos que se encontraban en paro. Aproximadamente la mitad de las empresas (43,58%) tampoco incorporó a mandos intermedios. Pero cuando los incorporaron a la plantilla el 33,45% escogieron a personas que ya estaban trabajando. A un 23,82% los rescataron del paro y un 11,15% trabajaban por cuenta propia, eran autónomos.

En cambio, con el perfil de técnico o empleados la mayor parte se incorporaron desde el paro (53,72%). Un 38,18% dejaron sus anteriores trabajos para enrolarse directamente en otra empresa.

Según refleja el estudio, parece que lo normal es pasar de estudiante a técnico (y no directamente a mando intermedio o directivo). El 17,57%  de las nuevas incorporaciones dejaron los libros por su primer empleo.

En cuanto al tipo de contrato que los empleadores ofrecen a los candidatos, revela el informe, que el modelo más empleado es el eventual temporal (49,16%) manteniéndose en cifras similares al año anterior. Un 36,49% de las empresas encuestadas ofreció un contrato de fin de obra y un 34,12% fueron los contratos indefinidos, que ganaron seis pp. respecto a 2015.

Preguntadas por las áreas que demandarán más personal en el plazo de dos años vuelve a ser Comercial y ventas la actividad más nombrada (38,51%) . Le siguen Informática e internet (21,96%) y, en tercer lugar, el área de Atención al cliente (20,44%).

Falta de experiencia, principal traba para encontrar candidatos

La guerra por el talento se materializa cuando se analizan las respuestas a la pregunta sobre las dificultades para cubrir determinadas vacantes. Aumentan en siete puntos respecto al anterior informe (2015) las empresas que reconocen encontrarse con trabas para encontrar un perfil determinado. Del 49,1% en 2015 al 56,59% en 2016.

El principal problema que encuentran las empresas es que los candidatos no tienen la experiencia suficiente, un 40% responde a esta cuestión como el motivo más determinante en cuanto a la dificultad para cubrir una vacante. Otro de las razones fundamentales es que el candidato pide una retribución que la empresa considera demasiado cuantiosa. Un 33,13%  lo alegó como motivo. En tercer lugar, los departamentos de RRHH buscan candidatos con perfiles técnicos muy concretos. Un 31,34% opina que los aspirantes no llegan al nivel técnico exigido.

Una persona con un buen perfil comercial es difícil de conseguir. Es la función donde se detecta una mayor rotación de empleados. Por un lado son los departamentos donde más despidos se producen, un 26,61%, quizás por la relevancia que esta función tiene para el crecimiento de la empresa por lo que son los candidatos más ansiados. Un 27,36% de las empresas sueña con un buen comercial. Los departamentos de informática también suspiran por buenos profesionales. A un 20,78% les cuesta encontrarlos.

Curiosamente solo un 7,94% de las empresas entienden que es difícil conseguir un buen director general.

En busca del candidato ideal

¿Qué hacen las empresas para encontrar talento?

Preguntados sobre cómo salvan estas dificultades sobre el talento las empresas responden sobre todo que apuestan por la formación entre sus propios empleados en un 38,34%.

Un 32,26% entiende que, mejorando las técnicas de reclutamiento, se optimizará la incorporación de los perfiles que necesitan. Por ejemplo, eligiéndolos en los centros educativos directamente, un 22,97% de los responsables de recursos humanos consultados cree que se trata de un lugar idóneo.

“Ya te llamaremos” o “En esta ocasión no has sido seleccionado pero te tendremos en cuenta para próximos procesos” no tiene por qué ser una frase hueca con la que comunicar a un candidato una negativa. Un 11,15% de las empresas opina que es conveniente guardar en la recámara candidatos como estrategia para disponer de la mayor cantidad de talento de una forma eficiente. Y, por último, un clásico de las relaciones laborales, un 9,29% de las empresas opina que ofreciendo mejores salarios conseguirán retener y atraer talento.

Inscríbete en Infoempleo y encuentra las mejores ofertas