Uno de los pilares fundamentales dentro del programa educativo es el entendimiento entre los mayores responsables del alumno. La relación de los padres con el profesorado debe ser fluida y en constante colaboración para lograr el mayor beneficio y efectividad.

Por eso debe haber unos puntos clave que sirvan de guía para lograr esa colaboración de familia y escuela, y conseguir así el mayor beneficio para los alumnos. Te los resumimos a continuación.

Sinceridad. Es fundamental olvidar los reparos y actuar con coherencia hablando sinceramente sobre las diferentes situaciones que se puedan plantear.

Saber escuchar. Tan importante es expresarse y ser escuchado, como saber atender al interlocutor y mantener un diálogo fluido entendiendo lo que se plantea.

No juzgar. Es casi la parte más importante para discutir los temas del alumno con total libertad, sin el peso de ser juzgado y la seguridad de una conversación privada.

Aceptar críticas. Los errores y las críticas suelen ser complicados y difíciles de aceptar, pero es fundamental averiguar en qué nos hemos equivocado y saber rectificar para actuar en consecuencia.

Cordialidad y respeto. Debe ser prioridad mantener un tono cordial y distendido pero teniendo en cuenta la importancia que requiere, evitando siempre tensiones inservibles y sabiendo que se trabaja para un objetivo común.

Si tenemos presentes estos cinco puntos clave lograremos evitar posibles desencuentros y malos entendidos que nos permitirá dedicar el tiempo de la discusión a tratar de buscar las mejores pautas para un correcto desarrollo de la estrategia educativa en casa y en la escuela. Porque todo lo desarrollado en la escuela debe reforzarse desde casa… Y viceversa. Sólo así, podremos, por ejemplo, mantener unas rutinas de estudio y conseguir así que el propio alumno sea consciente de sus responsabilidad, situando a los padres en una posición de apoyo.

Si te ha interesado este tema seguramente te interesen también nuestros Cursos de Pedagogía y Magisterio para ser un buen profesor en el futuro.

Imagen: Profesora en Clase (Flickr – CC)