Hoy se celebra el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, una conmemoración promovida por la Organización Internacional del Trabajo, que este año se dedica a dos causas. Por un lado, a reivindicar que la seguridad y la salud en el trabajo salva vidas en tiempos de pandemia. Por otro, a tratar de acabar con la violencia y el acoso en el trabajo. Nos centramos hoy en visibilizar esta última causa.

El año pasado se aprobó el Convenio sobre la violencia y el acoso (No. 190) y la Recomendación que lo acompaña (No. 206) en el marco del Centenario de la OIT. El objetivo de estos mecanismos es hacer que los países se impliquen en la prohibición y la prevención de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Te contamos qué alcance tiene y de qué manera se pretende aplicar.

La importancia del trabajo decente: hacer visible el acoso laboral

El director de la OIT, Guy Ryder, insiste en que los países han de garantizar un entorno laboral seguro y decente. Según sus palabras, el acoso es una amenaza inaceptable e incompatible con esa decencia. El concepto de decencia aplicado a este ámbito expresa la necesidad de que los empleos sean dignos. Un empleo no decente sería el que no respeta los derechos laborales fundamentales, el que no ofrece una retribución justa, el que discrimina, el que se lleva a cabo sin protección social o el que excluye del diálogo social.

El acoso en el trabajo pone en serio peligro la igualdad de oportunidades. Dificulta el acceso al mercado de trabajo, así como permanecer en él de forma estable o progresar profesionalmente. Esto lo sufren de manera particular las mujeres, a las que les afecta en una proporción mucho mayor la violencia y el acoso por razón de género. Por este motivo, el Convenio aporta un enfoque inclusivo que tiene en cuenta las consideraciones de género.

Además, el acoso no solo afecta a la salud física, psicológica y sexual, atenta contra la dignidad de las personas y también incide en el entorno familiar y social de quienes lo sufren. Por eso, es importante salvaguardar a las personas que sufren acoso en el trabajo de posibles represalias.

En otro orden de cosas, la violencia y el acoso en el trabajo afecta a la calidad de los servicios, tanto públicos como privados.

TuEmpleo-acoso-laboral-consejos

Qué contratos y lugares protege el convenio sobre acoso en el trabajo

El convenio ampara a todas las personas que realizan una actividad laboral independientemente de su relación contractual. Esto incluye a quienes desempeñan actividades de capacitación, prácticas y formación profesional, así como a las personas a las que se las haya acabado su contrato laboral, a quienes realicen una actividad de voluntariado o a las que buscan trabajo.

Los lugares protegidos del acoso no se reducen solo al espacio donde desarrolla su labor el trabajador. También se preservan las zonas donde se descansa o se come, el uso de instalaciones sanitarias o de lavado o de cambio de indumentaria. Además, esta protección se extiende durante los viajes y desplazamientos, programas de formación, eventos o actividades sociales de índole profesional, entre otras.

Cuando se acordó el convenio en verano del año pasado, España fue uno de los países que se comprometió a ratificarlo. Hasta que la ratificación se haga efectiva, la legislación española tiene normativa especialmente orientada a acabar con el acoso en el trabajo. Es decir, ya hay medidas que se aplican para denunciar el acoso en el trabajo y el mobbing.