Ni sillas aburridas, ni flexos y muchos menos esos paneles separadores grises de quita y pon. Las oficinas también pueden ser espacios de trabajo inspiradores donde se mezcle innovación y diseño para crear un ambiente en el que los empleados se sientan cómodos. Muchas compañías, como Google o Pixar, están apostando por este tipo de oficinas cool donde ir a trabajar ‘mola’.

Ser productivo es más fácil si te encuentras en un ambiente alegre, colorido, luminoso y divertido; mucho más que en uno gris, lineal y aburrido. Porque, ¿quién no quiere ir a trabajar a un oficina con sofás, un futbolín para desestresarte o un tobogán para ir de planta en planta?

En realidad es un plan retorcido, una trampa para que trabajemos más horas sin emitir queja alguna pero es, al mismo tiempo, una idea brillante. De este modo, los trabajadores se pegan el madrugón pero van más motivados al trabajo y a la hora de irse a casa… ¿para qué, si allí estás a gusto tumbado en la hamaca de una terraza revisando algún documento? La implicación del personal depende, en gran medida, del entorno de trabajo y la decoración puede ser un factor clave en el éxito de la empresa.

google

En esto de las oficinas cool las empresas de tecnología y publicidad son las reinas. En lo alto de la lista se encuentra Google, uno de los pioneros, donde los trabajadores se tiran horas en un edificio colorido con toboganes y mesas de billar. En las oficinas de Nueva York trabajan unos 700 empleados a los que les recibe, cada día, un oso hinchable que merodea por recibidor con un cartel que recuerda a los empleados el lema de la empresa “Don’t be evil” (no seas malo). También disponen de sillas de masaje japonés, aparcamientos de patinetes en los pasillos y una habitación dedicada al Lego.

Espiando un poco más, otra de esas oficinas guays es la de Adobe en el sur de Salt Lake City, en Estados Unidos, donde trabajan más de mil empleados. Todo el edificio es una muestra del espíritu innovador y creativo de Adobe; por eso, cuentan con una cancha de baloncesto para ir  hacer unos mates de vez en cuando, con un gimnasio y una sala de juegos para pasar el rato.

google 2

Para idear películas tan espectaculares como Toy Story o Bichos, se necesitan buenas dosis de creatividad y esa ha sido siempre la política de Pixar a la hora de crear espacios de trabajo. En sus oficinas de Emeryville, en California, existen amplios jardines y plazas donde sus empleados pueden descansar y tomar el aire. En el interior no es raro tropezarse con la imagen de algún personaje de Pixar o con alguna clase de yoga, natación u origami.

La empresa del toro rojo, Reb Bull, apuesta por espacios amplios, techos altos, salones para grupos y enormes pantallas para sus oficinas en Londres. Para la compañía es fundamental contar con instalaciones que motiven a sus trabajadores por eso los colores que prodominan son vivos y variados: blanco, negro, plateado y, por supuesto, rojo.

¿Quién no quiere ir a trabajar a una oficina así?

Foto de portada: Ed Bierman (Flickr) con licencia CC

Foto interior horizontal: Robert Scoble (Flickr) con licencia CC

Foto interior vertical: mathewingram (Flickr) con licnecia CC