Siempre os hablamos de la importancia de hacer una labor de investigación antes de acudir a una entrevista para causar una buena impresión a vuestro entrevistador. Esta labor de espías tiene que ser más exhaustiva si cabe ante la mínima sospecha de que la oferta pueda tratarse de un fraude.

La urgencia de encontrar un trabajo cuando llevamos un tiempo en paro puede hacer que tengamos la guardia bajada.  Se nos pueden pasar por alto ofertas de empleo que ofrecen mucho a cambio de muy poco. Ponlas en duda.

No aceptes ofertas que impliquen adelantar dinero o llamar a números de tarificación especial

Como normal general, para no caer en una falsa oferta de empleo, no aceptes ninguna oferta de trabajo en la que la empresa pide dinero por adelantado. Si lo hace, investiga en internet o ponte en contacto con alguna asociación de consumidores para despejar las dudas.

Asegúrate de que el teléfono de contacto para poder inscribirte en la oferta no es un número de tarificación especial por el que tu compañía de teléfono te puede cobrar una cantidad de dinero desorbitada.

Huye de trabajos que ofrecen grandes ingresos de una forma fácil o a través de un método piramidal donde tendrás que implicar económicamente a tu gente más cercana y no verás ni un euro.

thinkstockphotos-470778560

Otro fraude: trabajar por la cara

Hace unos días saltó a las redes sociales haciéndose muy viral la respuesta de un diseñador gráfico ante una oferta de empleo en su sector. Se pedía, como demostración de la calidad de su trabajo, el diseño de un folleto en un formato editable. Todo parecía indicar que la empresa quería obtener un servicio de forma gratuita disfrazado de prueba.

Dentro del gremio de las publicaciones, los correctores de textos también han denunciado en varias ocasiones este tipo de práctica en la que se solicita una prueba a distintos especialistas, con lo que se consigue una revisión del texto de forma gratuita.

Ofertas discriminatorias que atentan contra los derechos de los trabajadores

Las malas prácticas en las ofertas de empleo también puedes encontrarlas al recibir ofertas de empleo que atentan contra la dignidad de las personas y son ofensivas.

Se trata de aquellas en las que se especifica alguna característica física como requisito, tener determinada nacionalidad o ser un hombre o una mujer sin que el puesto lo requiera. Un ejemplo de oferta de trabajo ofensiva se produjo durante una de las ediciones del Salón del Cómic en Barcelona donde la empresa subcontratada para los procesos de selección ofreció un puesto de azafata que como requisito pedía tener determinada talla mínima de pecho, ser morena y medir más de 1,7 metros de altura. La organización tuvo que retirar de inmediato la oferta tras recibir la denuncia.

Por increíble que parezca, hace poco un organismo público en Extremadura se negó a incluir a una chica en un proceso de selección porque la empresa había solicitado concretamente “dos chicos”. Quizás aquí es necesario recordar que el Estatuto de los Trabajadores especifica que no se puede discriminar en el acceso a un puesto de trabajo por motivos de género.

Otro clásico en las ofertas de empleo discriminatorias ocurre con los trabajadores inmigrantes. Te puedes encontrar con ofertas de empleo de este tipo: “Mujer española (de 45 a 55 años) para puesto de interna en hogar familiar. Se encargará de todas las tareas del hogar”. Aquí se da una doble discriminación: por la edad y por la nacionalidad.

¿Qué hacer ante una oferta fraudulenta o discriminatoria?

En el caso de que durante tu búsqueda de trabajo te encuentres con ofertas de empleo de las que sospeches que son falsas o discriminatorias utiliza estos cauces para denunciarlas:

  • Buzón de lucha contra el fraude laboral. Se trata de un servicio que parte de la oficina antifraude de Inspección de Trabajo. Es un servicio de denuncia anónimo, por lo que no es necesario que facilites tus datos. Puedes también ponerte en contacto directamente con Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. En este caso tendrás que dar tu nombre apellidos y firma.
  • Para denunciar directamente en Inspección de Trabajo: www.empleo.gob.es/itss/web/Atencion_al_Ciudadano/Como_denunciar_ITSS.html.
  • Aunque el trabajo de auditoría sobre las ofertas es muy exhaustivo. puede que tengas alguna sospecha. Si es así ponte rápidamente en contacto con nosotros.
  • La asociación de consumidores Facua ha lanzado una campaña en redes sociales con el hashtag #falsoempleo. Utilízalo para que la denuncia sea visible.
  • Si existe acude al foro profesional de tu sector y expón el tipo de oferta fraudulenta para que tus colegas no caigan en la trampa.