La gran preocupación de una persona desempleada es su mantenimiento y el de su familia. Puede agotar la prestación sin haber conseguido un nuevo empleo. De hecho, más de un millón y medio de desempleados no cobra ninguna ayuda, según los últimos datos del SEPE. Los descuentos no son la solución, pero hay gastos necesarios que pueden verse reducidos o incluso ser gratuitos.

En 2017 te hablamos de interesantes descuentos si estás en paro. Te aconsejamos que repases este artículo porque la mayoría de descuentos siguen vigentes. Tienes la oportunidad de conseguir rebajas por desempleo en las siguientes actividades:

  • Transporte público.
  • Actividades culturales.
  • Deporte.
  • Suministros de electricidad y agua.
  • Formación.

Dos interesantes propuestas sobre descuentos en 2018

Sácate el carné de conducir

Obtener el carné de conducir será sin duda un punto a tu favor. Conseguirás aumentar tu empleabilidad. Conscientes de este hecho, muchas academias de conducir ofertan precios especiales para desempleados de las que te puedes beneficiar.

La Fundación Mapfre ha convocado becas para que puedas obtener el permiso de conducir B o superior. La cuantía es de 500 euros libres de impuestos, de los que podrás disponer si cumples con los requisitos. Encontrarás más información en la web de la Fundación.

Descuentos en formación

Otra forma de mejorar tu empleabilidad es formándote. El tiempo que dedicabas antes a trabajar puedes tratar de emplearlo en aumentar tu cualificación. Consulta en el portal de Avanza en Tu Carrera los cursos bonificados por desempleo. Actualmente, encontrarás formación disponible en las siguientes áreas:

  • Idiomas
  • Estética y belleza
  • Comercial y márketing
  • Deporte
  • Construcción y obras

Descuentos a parados

Consejos para aprovechar los descuentos dirigidos a pardos

  • Antes de pagar, pregunta. Siempre que vayas a consumir productos de primera necesidad o a utilizar un servicio público, como el transporte, visitar un museo o una fundación, ir a un polideportivo, realizar actividades en un centro cultural, acudir a una representación… pregunta si hay un descuento para desempleados.
  • Lleva contigo la tarjeta del paro. Tanto si estás cobrando la prestación como si no, lleva contigo siempre la tarjeta de demanda de empleo o DARDE. Es muy importante que esté actualizada.
  • Consulta en tu ayuntamiento. Hay localidades en las que los desempleados tienen descuentos sobre determinados impuestos y tasas. En alguna ocasiones están incluso exentos de pagar.
  • Reivindica una tasa especial. Si te encuentras con una situación en la que tienes que abonar algún producto o servicio que piensas que debería tener un precio reducido para desempleados, propón que se haga. Utiliza los canales adecuados, como el buzón de sugerencias o las redes sociales.
  • Cuidado con las ofertas. Hay muchas páginas que ofrecen descuentos sobre productos de consumo. Este tipo de descuentos deben ser evaluados con mucho cuidado y tratar de emplear solo lo que realmente sea necesario. De lo contrario, corres el riesgo de caer en un consumismo poco aconsejable para cualquier economía, pero especialmente para la de una persona desempleada.