Después de estudiar y prepararte para la incorporación al mundo laboral, necesitas un buen impulso para acceder a él. Tras el éxito de las anteriores, se han creado 18 nuevas Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento. Si estás en situación de desempleo y quieres orientar tu búsqueda con herramientas eficaces y contar con un respaldo para tus iniciativas, este programa puede ayudarte.

La Fundación Santa María la Real y la Fundación Telefónica, con el respaldo del Ministerio de Empleo, pondrán en marcha esta iniciativa en nueve ciudades más. Podrán mejorar su empleabilidad 400 jóvenes. El objetivo es que accedan al mercado laboral o que emprendan sus propias ideas de negocio.

El promotor de la idea es el arquitecto y dibujante José María Pérez “Peridis”, presidente de la Fundación Santa María la Real. Según sus palabras, “las lanzaderas buscan un enfoque proactivo y más optimista”. El desarrollo del proyecto forma parte de Todos Incluidos, la estrategia que ha planificado la Fundación Telefónica para favorecer que 5.000 jóvenes accedan al empleo. Cuenta también con la colaboración de la Fundación Tomillo y la Compañía de Jesús.

Dónde, cuándo y cómo

Las nuevas Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario se instalarán en las ciudades de Pamplona, Huesca, Zaragoza, Calatayud, Manacor, Gijón, Seseña, Mérida y Badajoz.

Comenzarán a finales de enero de 2015. Ya se han abierto los plazos de inscripción y se ha habilitado un formulario de preinscripción.

Como en las ediciones anteriores, cada ciudad contará con dos lanzaderas. Tendrán una duración de cinco meses y se pondrán en marcha de forma consecutiva, cuando acabe la primera, se pasará a la segunda edición. Cada lanzadera estará integrada por un equipo de 20 jóvenes desempleados menores de 35 años.

Se reunirán varios días a la semana y participarán en sesiones individuales y grupales de coaching. Un orientador dinamizará el grupo. El propósito es crear un clima de confianza y ayuda mutua en el que se trabaje la inteligencia emocional, la comunicación y la creatividad. Se mostrarán nuevas técnicas de elaboración y presentación de currículos, se verá cómo afrontar entrevistas de trabajo a través de diversas dinámicas y se desarrollarán mapas de empleabilidad. Por otro lado, se aprenderá a trabajar la marca personal para diferenciarse y posicionarse mejor en el mercado laboral. Todas estas competencias y habilidades tienen la misma finalidad: conseguir empleo, ya sea por cuenta propia o ajena.

Casos de éxito

Ya llevan unos meses funcionando las lanzaderas de Segovia, Cáceres, Plasencia, Puertollano, Móstoles, Getafe, Arganda del Rey, Lleida, Barcelona, Calviá, Valencia, Gandía, Murcia, Lorca y Cartagena.

“Hemos tenido la oportunidad de visitar estas lanzaderas y conocer a sus integrantes, de comprobar satisfactoriamente cómo han cambiado el chip frente al desempleo, cómo están creciendo personal y profesionalmente; cómo van a las entrevistas más reforzados, seguros y confiados; cómo ayudan entre todos a conseguir más ofertas y contratos; o cómo se ilusionan sentando las bases de sus proyectos de emprendimiento”, comenta Peridis.

En una de las experiencias en Madrid, con poco más de un mes en funcionamiento, 69 jóvenes han modificado su situación: 36 han formalizado un contrato de trabajo, 16 están desarrollando su idea de negocio y 17 han decidido seguir ampliando sus estudios para mejorar sus posibilidades de empleo.

En Andalucía, se ha registrado un 40,6% de inserción laboral entre los participantes en sus dos primeros meses de funcionamiento. De los 160 jóvenes que comenzaron el proyecto, 65 han transformado sus expectativas gracias al programa: 41 han formalizado contratos de trabajo por cuenta ajena, 14 están desarrollando proyectos de emprendimiento y 10 han decidido ampliar su formación.

El desempleo juvenil es un reto que debemos afrontar con urgencia. La tasa de paro juvenil supera el 50%. Iniciativas como esta trabajan para conseguir disminuir las consecuencias negativas de esta situación y mejorar tus posibilidades de acceso al mercado laboral.