Nuevas herramientas

Para atraer a los mejores ingenieros del mercado, los responsables de selección del gigante Google pusieron en práctica una estrategia curiosa. Colgaron en la Red un complejo problema matemático que llevaba a otro y así sucesivamente hasta que el aspirante era redirigido a la pagina de «Google Labs», el departamento de investigación y desarrollo de la compañía. Allí se podía leer: «Algo que aprendimos mientras diseñábamos Google es que es más fácil encontrar algo si ese algo te está buscando a ti. Lo que estamos buscando son los mejores ingenieros del mundo. Y aquí estas tú». Esta iniciativa, junto con concursos de programación, le han proporcionado a esta compañía una de las mejores plantillas de ingenieros del mundo. Sin embargo, esta estrategia de Google sólo es una de las muchas que se han creado en la última década para encontrar talentos.

Internet ha abierto muchas puertas en el mundo laboral, tanto para gente que busca empleo como para las compañías que buscan empleados. Según un estudio elaborado por Wiprojects, cuyas conclusiones se han elaborado tras realizar un sondeo a 1.000 personas mayores de edad, dos de cada cuatro españoles ha recibido una oferta de trabajo tras haber publicado su perfil en Internet.

Sin embargo, según el estudio, el uso de Internet para publicar ofertas de trabajo todavía está en manos de las consultoras y profesionales de recursos humanos, ya que sólo los empresarios catalanes (40%) y gallegos (30%) han publicado ofertas laborales a través de la Red.

Buscador de talentos

Hoy en día buscar un trabajo a través de Internet es lo más normal del mundo. Han proliferado muchas webs de oferta de empleo. Sin embargo, las ventajas de Internet también se han aplicado a la búsqueda de talentos. Las redes sociales han alcanzado su máxima expresión con Facebook, aunque se calcula que existen unas 20.000 redes sociales en todo el mundo con 300 millones de páginas.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de reclutamiento cada vez más útil e indispensable. Según un estudio de la empresa de trabajo temporal Unique, el 49% de los directivos de recursos humanos españoles utiliza las redes sociales para seleccionar candidatos. De ellos, el 44% reconoce que las usa «de manera esporádica», y el 5% señala que tan sólo las utiliza en casos muy concretos, y para perfiles determinados.

Sin embargo, muchos responsables de selección de personal no usan Facebook o Tuenti como bases de datos para espiar a los candidatos potenciales, sino como puertas de enlace para encontrar candidatos con talento. Por ejemplo, la CIA y la empresa de auditoría Ernst & Young tienen páginas en Facebook que funcionan como puerta de enlace con el departamento de carreras corporativas y que ofrecen información a la gente interesada. Además, la página de la CIA en Facebook ofrece también información sobre los requisitos necesarios para formar parte del Servicio Clandestino Nacional (NCS).

Aunque no son sólo redes sociales como Facebook las que se usan para atraer talento. El 10 de diciembre de 2008 las fuerzas armadas americanas anunciaron que para enero de 2009 abrirían dos nuevas oficinas de reclutamiento. Sin embargo, estas no se encontraban en el mundo real, sino en SecondLife, el mundo virtual en el que la gente lleva una segunda vida a través de un avatar. El General William S. Wallace, comandante del US Army Training and Doctrine Command (TRADOC), dijo en su momento que «no hay que descartar las redes sociales, ya que las posibilidades de atraer nuevos reclutas son muchas».

Negocio al alza

El potencial que ofrecen estas redes ha dado lugar al desarrollo de páginas de Internet como Jobster.com, LinkedIn y Accolo, que han aprovechado las ventajas de las redes sociales para sustentar un negocio al alza. Y hay algunas que encuentran la oportunidad como caída del cielo. Por ejemplo, la empresa de cazatalentos Heidrick & Struggles (H&S) anotó 129 millones de dólares en cobros en opciones sobre acciones tras encontrar a Eric Schmidt, actual director ejecutivo de Google. Del mismo modo, MySpace se encontró con suculentos beneficios cuando le vendió a Google su división de publicidad. El montante ascendió a 900 millones de dólares.

Portales como Jobster o LinkedIn funcionan de una manera muy simple: uno crea su perfil para que empresas que puedan estar interesadas en su talento se pongan en contacto. La popularidad de este tipo de portales es tremenda. Jobster, por ejemplo, cobra entre 5.000 y 15.000 dólares mensuales para que empresas como Cisco Systems, Nordstom y Starbucks, sus clientes actuales, hagan uso de sus servicios.

Vender imagen

El currículum digital y en vídeo es una de las formas más novedosas de acceder a la búsqueda de empleo. En general, se trata de un vídeo de 2 ó 3 minutos de duración que se cuelga en Internet. Según los expertos en recursos humanos, este tipo de curriculum permite al aspirante demostrar que es una persona dinámica y a las empresas les pone en contacto con el candidato de una manera más realista que en papel. En España existen varias empresas que se dedican a realizar currículum en vídeo, como Videocurriculum Digital.