La presencia de las mujeres en espacios de relevancia en los que se tiene una gran capacidad de influencia, o en aquellos donde se produce el conocimiento, es cada vez mayor. El número de primeras ministras, directoras de organismos internacionales, CEO de grandes empresas es creciente. Pero esta conquista no se está produciendo por igual en todos los ámbitos. La participación de las mujeres en sectores relacionados con las ciencias y la tecnología, sectores privilegiados en el futuro, es todavía minoritaria. ¿Por qué las mujeres no acceden a las profesiones STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics) en la misma medida que al resto?

Así como la paridad entre alumnos y alumnas es bastante aceptable en la mayoría de las disciplinas no ocurre lo mismo en las carreras de ciencias, matemáticas, tecnología o ingeniería (STEM). En este caso la igualdad se desploma.

Solo un 12% de los alumnos de Informática son mujeres

Según los datos del informe Education at a Glance 2017 de la OCDE solo el 12% de los alumnos que se matriculan por primera vez en Tecnologías de la Información y la Comunicación son mujeres en nuestro país. Esta cifra está muy por debajo de la media europea, en un 19%, a lo que hay que añadir que este porcentaje ha sufrido un retroceso ya que en años anteriores llegó a estar en el 20%.

Entre las causas para que estas disciplinas no resulten atractivas para las mujeres se señala la percepción en la sociedad sobre el estilo de vida y el perfil de los profesionales de las carreras más técnicas. Se asocia a los especialistas en tecnología con la imagen de hombres que trabajan en solitario, que en un momento dado dan un salto hacia el emprendimiento y esto les proporciona éxito. Es el paradigma del joven que desarrolla una idea de forma autodidacta en un garaje y se convierte en millonario como Steve Jobs, creador de Apple o Mark Zuckerberg, de Facebook.

Visibilizar referentes femeninos en STEM

La imagen que proyectan estas profesiones debe cambiar para dar cabida a una mayor diversidad de perfiles. Los empleos tecnológicos tendrán lugar en ambientes colaborativos e inclusivos, así lo asegura la jefa de la iniciativa Educación, Género y Sistemas de Trabajo del Worl Economic Forum, Saadia Zahidi.

Pero más allá de la representación que transmiten los profesionales de este sector la clave, para esta experta, en desigualdad de género es la educación. Para no dar pasos hacia atrás hay que conseguir que más niñas estudien carreras como ingeniería, matemáticas o tecnología. Y para ello es necesario visibilizar los referentes. Tener mujeres científicas, expertas en TIC, ingenieras y matemáticas como modelo hará que las niñas se planteen esa posibilidad como futuro profesional.

Si no se actúa, advierte de que esto supondrá el ensanchamiento de la brecha de género de cara al futuro.

Otros estudios señalan que el sector de la tecnología es un ambiente hostil para las mujeres  donde abrirse camino significa tener que tratar a diario con situaciones incómodas, extremadamente competitivas y mucho sexismo, algo que no resulta atractivo para ellas.

Faltan modelos femeninos en las STEM

Obstáculos para la desarrollar la carrera profesional en igualdad

Acceder a posiciones de responsabilidad en cualquier ámbito conlleva dificultades extra para las mujeres como ya se sabe. Los esfuerzos y renuncias que deben acometer las mujeres para desarrollar una carrera profesional que las equipare a sus compañeros varones se multiplican.

En los entornos laborales las mujeres compiten en desventaja. Los motivos son variados como por ejemplo, el hecho de que se produzcan mayores oportunidades de promoción para los hombres que para ellas en el ámbito de la empresa o una falta de corresponsabilidad con sus parejas en el cuidado de los hijos y mayores dependientes, en el entorno familiar. Así se desprende del reciente estudio elaborado por Infoempleo S=HE ¿Igualdad de oportunidades? Desarrollo profesional de hombres y mujeres en España.

Por otro lado, las profesiones que están fuertemente feminizadas como la sanidad o la educación, que también serán significativas en el futuro, no tienen salarios acordes a la importancia de esta labor para la sociedad. Proporcionar retribuciones adecuadas en estos sectores sería otra forma de acotar la brecha de género en el futuro según Zahidi.

informe sobre igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en España