Conseguir que las personas que trabajan en una empresa mantengan su compromiso aportando su talento, conocimientos y creatividad no es algo que pueda obtenerse a cambio de un salario. La motivación para trabajar tendrá como base las circunstancias y herramientas que puedan combinarse para crear un buen ambiente laboral. Estas son algunas de las cuestiones que mejoran la implicación de las personas que trabajan en una empresa.

Formación

La era digital impone una actualización casi continua de  competencias y saberes. En un mundo profundamente interconectado, donde el conocimiento se produce a gran velocidad y se compite en escenarios muy complejos es imprescindible que las personas que trabajan en las empresas tengan capacidad para adaptarse rápidamente a los cambios que se producen.

Estrechar la brecha digital y proporcionar la formación necesaria será responsabilidad de las compañías si quieren ser competitivas. La formación es uno de los principales ingredientes de la satisfacción laboral.

Flexibilidad de horarios

Otra de las cuestiones que contribuyen a crear un buen ambiente laboral es que haya la posibilidad de jugar con la hora de entrada y de salida. Permitir cierta flexibilidad dentro de la jornada que contemple imprevistos,  necesidad de conciliación con hijos o con otras actividades del ámbito personal (estudios, deporte, aficiones) será beneficioso para incrementar la felicidad en la plantilla.

Dar determinadas horas a la semana para que, quien lo necesite, pueda acogerse a la posibilidad de teletrabajar favorecerá la conciliación con la vida familiar. A la hora  de pedir un esfuerzo, si la empresa ha respetado los tiempos de sus trabajadores, estos sabrán responder en la misma medida.

motivación

Posibilidades reales de promoción

Los planes de carrera deben ser justos y transparentes. Tener el convencimiento de que se puede progresar dentro de la empresa mantendrá la motivación en alto. Apostar por la transparencia en los procesos de selección y de promoción, que estén claras las formas de avanzar para que todo el mundo tenga la oportunidad de escalar puestos es esencial para evitar rencillas entre compañeros y suspicacias sobre los motivos por los que alguien asciende.

Revisar los planes de carrera teniendo en cuenta que se está ofreciendo igualdad de oportunidades a las mujeres y a los hombres, solo un 25% de las mujeres y un 29% de los hombres opinan que en sus empresas se promociona de forma justa y transparente según el informe S=HE ¿Igualdad de oportunidades? desarrollo profesional de hombres y mujeres en España.

Asignación de tareas adecuadas

Es importante hacer un reparto equitativo y apropiado de cometidos según el perfil o las cualidades de cada trabajador. Conviene rotar las tareas más repetitivas para evitar jornadas tediosas y desmotivadoras. Trabajar en equipo y ocupar diferentes posiciones en el tiempo facilitarán un conocimiento más completo de la actividad.

Ayudará a tener un mayor grado de comprensión del trabajo de los demás y las consecuencias que conlleven los errores que se puedan cometer en el desempeño de las propias tareas. A través de una evaluación del rendimiento se detectarán las necesidades formativas, los errores que se están cometiendo, muchas veces involuntarios, y la posibilidad de rectificarlos.

Comunicación multidireccional

La comunicación interna de la empresa debe fluir en los dos sentidos, tanto desde el equipo de dirección a los empleados como en sentido contrario. Será crucial generar canales para recoger necesidades y asignarles presupuesto o solución. Se evitará la rumorología.

Las  reuniones periódicas para tomar nota de puntos de roce, conflictos o simplemente propuestas de mejora enriquecerá el trasvase de conocimiento interno. La información será multidireccional para que sea de calidad, tanto horizontal, interdepartamental como vertical de los altos mandos a los empleados y empleadas y viceversa.

Incentivos

Las retribuciones es la parte más importante y delicada de las relaciones laborales. El salario, además de ser la principal contrapartida, significa reconocimiento. Las partes variables de la retribución son muy motivadoras siempre y cuando sean realistas, justas y dependan del propio esfuerzo y no de otros intereses ajenos al trabajo. Una contratación laboral comprometida con el trabajador generará un compromiso similar por parte de este.

Orden en el espacio donde se desarrolla la actividad

Trabajar en espacios bien iluminados, donde el nivel de ruido posibilite la concentración contribuirá al bienestar. Las mesas deben permanecer despejadas al máximo de objetos innecesarios y, en la medida de lo posible, adornar el lugar con plantas. Los aparatos deben funcionar correctamente y la temperatura ambiental debe ser adecuada. Otra recomendación es habilitar espacios para el descanso que inviten a desconectar y a compartir con los compañeros.

Trabajar con altas dosis de motivación es posible siempre y cuando se persiga el bienestar común de todas las partes.