El empleo en el sector salud ha sufrido grandes transformaciones en los últimos años. Las principales, la transferencia de competencias a las comunidades, el drástico recorte de presupuesto en época de crisis y un aumento creciente de la privatización son algunos factores que han afectado especialmente a este sector. La evolución de la sanidad pública ha sido mucho más accidentada que la privada, como te contamos más adelante. El informe Empleo en salud retrata el momento actual y la progresión del mercado laboral en sanidad.

La evolución del empleo en el sector salud en España

En 2002 se llevó a cabo la transferencia de competencias a las comunidades. Esto hizo que la demanda de personal sanitario fuera en aumento en los siguientes años. Sin embargo, la evolución de la contratación pública y la privada fue muy desigual. Mientras que el empleo en la sanidad pública crecía un 17,8%, el aumento en la privada se disparó hasta el 65,2%.

La crisis frena de golpe esta tendencia y los recortes hacen que se destruya empleo drásticamente. Hasta 24.000 puestos se llegan a perder en un solo año, el 2013. Antes de este punto histórico tan oscuro en la evolución del empleo en el sector salud, en el 2012, había 882.000 trabajadores en el ámbito sanitario. Hoy en día, se ha conseguido recuperar empleo y el sector cuenta ya con 935.500 asalariados.

Existe otra diferencia entre la sanidad pública y la privada que merece ser destacada. La destrucción y posterior recuperación de empleo durante los años de crisis ha sido muy distinta. Desde las cifras de 2012 hasta las de 2016 en la pública se ha incrementado el número de puestos en un 2%. En la privada, este porcentaje asciende hasta el 12%. En la siguiente gráfica se observa claramente la diferencia en la curva de evolución.

destrucción de empleo sanitario y posterior recuperación

El perfil de los empleados en salud

Hay un hecho que se observa claramente en los datos que recoge el Informe: se evidencia un envejecimiento de los trabajadores. Esto se explica por un lado porque varias profesiones sanitarias requieren una titulación habilitante, lo que implica más años de estudio. Sin embargo, no es la única causa, pues el envejecimiento es mucho más visible en la sanidad pública que en la privada.

En la pública, más del 30% del personal contratado tiene más de 55 años. En la privada, este porcentaje desciende hasta el 12,4%. Esto se puede deber a que la privada ha aumentado la contratación considerablemente en los últimos tiempos.

En cuanto al género, hay profesiones sanitarias muy feminizadas, como enfermería, y esto hace que la proporción de mujeres, tanto en la pública como en la privada, supongan más del 70% del total de trabajadores.

empleo en el sector salud

Demanda de nuevos perfiles sanitarios

Según se indica en el Informe, las ciencias de la salud serán una de las áreas del conocimiento donde mayores salidas se generarán. La especialización constituirá la clave. El estudio analiza la situación actual, el posible desarrollo y la demanda de profesionales en distintas disciplinas, como medicina, farmacia, nutrición, gestión sanitaria, psicología y fisioterapia. Incluye opiniones de expertos y análisis de nuevos perfiles profesionales.

Empleo en el extranjero

Desde que comenzaran los recortes ocasionados en época de crisis, la salida fuera de nuestras fronteras de profesionales del sector sanitario ha sido continuada. En los últimos cinco años, 16.481 médicos han pedido el certificado de idoneidad para irse fuera de España. Esto no quiere decir que se hayan ido todos ellos. Hay quienes lo solicitan para estudiar, para realizar trámites o para unirse a proyectos de cooperación.

Teniendo en cuenta esto, hay cifras que sorprenden. Solo en 2016, 3.200 médicos se marcharon a trabajar fuera de España. Un total de 8.000 profesionales de enfermería lo hicieron en 2014. Los destinos más solicitados dentro del ámbito europeo son Reino Unido, Francia, Irlanda y Alemania. Fuera del espacio comunitario, Estados Unidos y Emiratos Árabes son los más atractivos.