Llegados a estas alturas de septiembre, y en pleno mes de exámenes por antonomasia, nos ha parecido interesante recopilar un listado con diez películas que destacan determinados valores educativos a través de los procesos de formación y aprendizaje de sus protagonistas. El cine no es ajeno a la importancia que tiene la formación y la educación en el desarrollo de las personas y por eso abundan las películas sobre profesores entregados y alumnos rebeldes (o viceversa), donde unos y otros descubren al final que pueden hacer cosas extraordinarias con su vida. Estamos seguros que cuando las veas no sólo te contagiarán cierta emotividad sino que en cierto te ayudarán y transformarán. Aquí van las cinco primeras que hemos seleccionado para ti.

Peliculas Educación My Fair Lady

My Fair Lady (1964). Esta película, la adaptación al cine de la obra teatral Pigmalión, es una joya clásica del género musical. Y a buen seguro, si no la has visto aún, que el argumento te recordará a muchas otras películas modernas porque se ha repetido la fórmula hasta la saciedad. En la cinta, un profesor de fonética algo cascarrabias (Henry Higgins) reivindica frente a un amigo las posibilidades que una correcta educación tiene en la formación de las personas, independientemente de su edad, sexo, clase social o conocimientos previos. Los dos apuestan acerca de si una florista indisciplinada y tosca (Audrey Hepburn) podría pasar por una dama de la alta sociedad londinense sin ser descubierta en una reunión si se trabaja con ella de forma adecuada.

Películas Educación El Club de los Poetas Muertos

El Club de los Poetas Muertos (1989). Pocas películas han influenciado tanto a una generación como la historia del profesor de literatura John Keating (Robin Williams) en la Academia Welton. Una película sobre la educación, sobre los modelos de aprendizaje, sobre los modelos mentales de control, sobre el éxito más allá del éxito, la responsabilidad incondicional o los valores humanos. Sobre la importancia de vivir el momento y disfrutar del día a día. A través de una serie de métodos bastante heterodoxos (Carpe Diem), el profesor (Oh, Capitán, mi Capitán) va a lograr el mayor éxito que cualquier docente puede soñar: que sus alumnos, adolescentes inmaduros o idealistas, sepan pensar por sí mismos.

El indomable Will Hunting

El indomable Will Hunting (1997). La película recuerda en ciertos momentos a El Club de los Poetas Muertos (imposible no asociarlas aunque sólo sea por el hecho de que uno de sus protagonistas principales en las dos cintas sea Robin Williams) y en otros casos a My Fair Lady (por la propia historia: chico pobre con mucho potencial que encuentra un mecenas que hace de él otra persona). Will Hunting (Matt Damon) es un genio, un chico superdotado que trabaja en la universidad pero limpiando las aulas. Es capaz de destrozar dialéctica y psicológicamente a cualquier rival al que se enfrente. Salvo a él mismo. Sólo con los consejos de sus amigos (Ben Affleck) y de un psicólogo muy poco ortodoxo (el citado Robin Williams) será capaz de aprender a seguir aprendiendo, de crecer, y de asumir responsabilidades.

Películas Educación Cadena de Favores

Cadena de favores (2000). Si crees que es difícil cambiar el mundo para hacer de él un lugar mejor, es porque aún no has visto esta película. No es en absoluto difícil. De hecho está en tu propia mano hacerlo. Sólo tienes que seguir las indicaciones de Trevor (Haley Joel Osment), un chico de doce años: haz algo para ayudar realmente a tres personas, tiene que ser algo que no puedan hacer por sí mismas, y pídeles a cambio que cada una de ellas haga a su vez lo mismo con otras tres personas distintas. Si todos seguimos las reglas, lo conseguiremos. La cadena de favores es la solución que propone Trevor al nuevo profe de sociales (Kevin Spacey) que les ha planteado el reto de proponer ideas para hacer un mundo mejor. Un profesor por cierto nada estereotipado, que parece derrotado por la vida y que sin embargo es capaz de captar la atención de sus alumnos y conectar con ellos a pesar de la diferencia generacional.

Películas Educación La sonrisa de Mona Lisa

La sonrisa de Mona Lisa (2003). Rodada casi quince años después, la profesora Katherine Watson (Julia Roberts) encarna exactamente los mismos valores que el profesor Keating de El Club de los Poetas Muertos. La dos películas comparten argumento, estructura y valores. El cambio más sustancial se refiere simplemente a la ambientación. La película cambia la Academia Welton, en las las montañas de Vermont del otoño del 59 por la Academia Wellesley, un prestigioso colegio femenino que en el año 1953 contrata a una nueva profesora de arte que no quiere que a sus alumnas se les prepare simplemente para ser madres y esposas. Ella, nuevamente recurrirá a métodos poco ortodoxos y a la complicidad con las alumnas, para despertar sus conciencias críticas.

¿Qué te parecen? ¿Las has visto? ¿Te gustaron? ¿Las recomendarías? ¿Nos quieres sugerir alguna otra para próximos posts? ¡Déjanos un comentario!