El inglés es el idioma más demandado a nivel profesional. Según el Informe Infoempleo Adecco 2018,  este idioma ocupa el 92,7% de las ofertas en las que se solicita como requisito imprescindible el dominio de alguna lengua extranjera. Sin embargo, hay mucha gente que, debido a la falta de tiempo o de dinero, tiene un nivel de inglés inferior al que le exigen en el mercado laboral.

Esta falta de tiempo hace que en ocasiones sea imprescindible buscar una alternativa a la academia o a viajar al extranjero. Existen numerosas opciones que pueden ayudarte a subir tu nivel de inglés sin tener que dedicarle tanto tiempo. Pero antes de leerlas, puedes realizar este test gratuito para averiguar tu nivel de inglés.

Inglés-desde-casa

Aprender inglés desde casa

Si tienes este problema de tiempo y lo que buscas es comodidad, la mejor alternativa es aprender inglés desde casa. Actualmente, hay una gran cantidad de recursos que pueden servirte de ayuda:

Cursos online: Las nuevas tecnologías traen consigo muchas ventajas, y una de ellas es la de la enseñanza a distancia. Actualmente, hay numerosos cursos con las que  puedes aprender inglés de manera fácil y cómoda sin necesidad de salir de casa.

Apps: Los móviles también ofrecen la posibilidad de aprender inglés, a través de diferentes apps que, de la forma más amena posible, te ayudan a mejorar tu nivel de inglés. Muchas de estas aplicaciones utilizan el juego como estrategia, con premios y recompensas que motivan al usuario para que quiera subir de nivel. Entre las apps mejor valoradas destacan uSpeakDuolingo  y Babbel.

Películas/series: Escuchar inglés de forma continua puede ser de gran ayuda. Ver películas o series es una manera de comprender mejor el idioma que estás escuchando, ya que hace que inconscientemente tu cerebro reconozca palabras y expresiones que poco a poco vas relacionando con ese idioma. Las películas clásicas pueden ser una buena opción, como Titanic, La vida es bella o El padrino. También, las sagas cinematografías son aconsejables para aprender un idioma, como Harry Potter, Indiana Jones o El señor de los anillos. En cuanto a las series, Dowton Abbey, Friends o Anatomía de Grey pueden ser una buena elección.

Libros: La lectura es una de las formas más completas de aprender un idioma. Sin embargo, si quieres mejorar tu nivel, es fundamental ir subrayando y buscando las palabras que no entiendas y que te dificultan la comprensión. Además, los libros no solo pueden ayudarte con el inglés, sino también a ampliar y enriquecer tu vocabulario. Los libros de gramática (The Gramar Bible o English Grammar in Use, por ejemplo) son muy útiles para aprender inglés, pero si lo que quieres es mejorarlo, lo más aconsejable es que busques cualquier libro que te interese. Una buena elección podrían ser El gran gatsby, Orgullo y prejuicio o 1984.

Música: Una de las formas más entretenidas y sencillas de aprender inglés es escuchando música. Pero para que pueda servirte de utilidad, lo que debes hacer es buscar la traducción de las canciones e ir apuntando las palabras que no entiendes. Lo mejor es que busques primero las letras más sencillas y vayas poco a poco subiendo el nivel de dificultad. En Spotify puedes encontrar varias listas de reproducción con canciones en inglés, como la de Clásicos en inglés.

Podcasts: Los podcasts educativos, junto con la música, son la mejor opción para que saques provecho a los ratos libres. El tiempo que dedicamos a la comida, a la ducha, a hacer ejercicio… puedes utilizarlo para estudiar y mejorar el nivel de inglés. En la plataforma Ivoox puedes encontrar una variedad de podcasts que ofrecen ayuda con el inglés. También, Spotify tiene varias listas de reproducción, como la de Aprender Inglés, que ofrece distintos podcasts centrados en numerosas temáticas en inglés (bebidas sin alcohol, aficiones, comidas…), de forma que puedes centrarte en los aspectos que más te interesen.

Todos estos recursos, si los sabes aprovechar bien, pueden resultarte muy útiles para mejorar tu nivel de inglés y tener más posibilidades de acceder a cualquier puesto de trabajo. Además, si en un futuro te gustaría trabajar en el extranjero, tendrás más facilidad para preparar tu currículum vitae, así como para enfrentarte a una entrevista de trabajo en inglés.