Todo empleado ha fantaseado alguna vez con cortarle la cabeza a su jefe. Más allá de los dilemas morales que ello supone, la perspectiva de pasar una temporada entre rejas y no medrar en la empresa no actúan precisamente como un incentivo. Pero en Saatchi & Saatchi las cosas son diferentes. Allí cortarle la cabeza a tu potencial empleador puede granjearte un buen puesto en la empresa.

O quemarlo. O acabar con él a base de hechizos. El escenario para la masacre es el videojuego online Diablo III. Allí, Yossi Lubaton, CEO de la empresa, espera a los candidatos todos los miércoles a las ocho de la tarde (GMT+2). Más bien lo hace su alter ego, un barbarian nivel 60 con una espada de fuego. Allí, entre espadazos y hechizos, Lubaton lanza un par de preguntas a los potenciales candidatos. Lo hará hasta finales de julio, cuando el CEO convocará en su oficina de Israel al elegido. Este ganara la espada legendaria, mil monedas de oro y “quizá” un seguro médico, que asumimos va incluido en el puesto de programador en liza.

Esta innovadora forma de entrevista deja en anecdóticas las técnicas del metodo Gronholm. El vídeo promocional anuncia lo que buscan. Un “autentico guerrero digital” que pueda contribuir a crear un ambiente de trabajo y tenga un “gran deseo de destrozar a la competencia”. Pero para ganar el puesto habrá que superar a muchos adversarios, la viralidad de la curiosa entrevista ha hecho que proliferen los candidatos guerreros. Los valientes pueden intentar matar al barbarian y conseguir un trabajo en esta página.

No es la primera vez que la agencia hace una campaña que se convierte en viral, la última puso en boca de todos un palabro que pocos conocíamos, flash moob. Para los que todavía no sepan que significa, he aquí una muestra.