El programa español de Garantía Juvenil ha recibido la aprobación de la Comisión Europea. Contará con 2.800 millones de euros. La intención de este programa a nivel europeo es garantizar que los jóvenes comunitarios menores de 26 años que ni estudian ni trabajan consigan encontrar un empleo adaptado a su perfil en el plazo de cuatro meses desde que terminan sus estudios o desde que se quedan sin trabajo.

La financiación proviene del Fondo Social Europeo y de la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ). La IEJ tiene como objetivo dar un apoyo extra a los países que cuenten con una tasa de paro juvenil superior al 25%, condición que cumplen una veintena de estados. En España, esta tasa supera el 50%.

Europa tiene que hacer una gran inversión para implantar el sistema de Garantía Juvenil, pero le sale mucho más caro no hacerlo. Se estima que el coste de garantizar el empleo supone 21.000 millones de euros al año y el de tener una tasa tan alta de desempleo juvenil conlleva una pérdida de 150.000 millones de euros, entre el pago de prestaciones y la ausencia de producción. Y esa misma ecuación sucede en cada país comunitario con tasas de desempleo juvenil elevadas.

La Garantía Juvenil española

El Sistema Nacional de Garantía Juvenil aprobado en 2014 es el plan nacional de aplicación de Garantía Juvenil. Contempla, entre otras medidas, una serie de ventajas para las empresas que contraten a un empleado inscrito en el Registro de Garantía Juvenil y bonificaciones para prácticas académicas retribuidas. Tiene los siguientes objetivos: aumentar la activación, mejorar la empleabilidad y las habilidades profesionales, fomentar un mayor espíritu empresarial e incentivar los contratos de duración indefinida.

Además, se pusieron en marcha seis proyectos en distintas regiones del territorio español que han recibido la aprobación de la Comisión Europea recientemente:

Garantía Joven Aragón. Por un lado, se han llevado a cabo encuestas y análisis para determinar la dimensión del desempleo juvenil en la zona y elaborar posibles acciones para reducirlo. Por otro lado, se han implicado diez empresas del sector logístico y del metal en el proyecto.

Garantía Juvenil Avilés. Han podido disfrutar de esta iniciativa estudiantes en riesgo de fracaso escolar y jóvenes con habilidades relacionadas con las TIC (en total, 27 beneficiarios). Además, consejeros del servicio público de empleo han recibido formación en métodos de coaching para orientar a los jóvenes en las entrevistas.

Garantía Juvenil ADLE Cartagena. El proyecto ha desarrollado un nuevo sistema para orientar a los jóvenes hacia los diferentes servicios de formación y asegurar el seguimiento de cada caso. Han participado en el programa 65 jóvenes y se han desarrollado talleres de orientación laboral y habilidades en la búsqueda de empleo, de inglés y de tecnologías de la información.

AvantJove en Valencia. Se han beneficiado de esta iniciativa 35 jóvenes hasta el momento. Una parte de ellos ha recibido formación y la otra ha comenzado un periodo de aprendizaje en el puesto de trabajo de una empresa. El objetivo de este programa es que un 30% de los participantes acabe creando su propio negocio.

Agencia de Activación Juvenil en Gijón. Se trata de un nuevo centro con oficina y personal propio que ofrece servicios de mediación laboral para los jóvenes desempleados. Esta agencia colabora con la Administración, con las escuelas secundarias y con los centros de formación. Han participado en el programa 100 jóvenes hasta la fecha.

Xuventude.net en Galicia. Esta propuesta se basa en generar una iniciativa empresarial en los jóvenes. Para ello, se han llevado a cabo tareas de asesoramiento, orientación, prácticas en empresas y sesiones de trabajo en grupo, y se ha analizado la viabilidad de las propuestas de negocio. Cincuenta han sido los jóvenes que han podido formar parte de esta iniciativa.

Parece que el fenómeno “nini” no beneficia el buen curso de una sociedad. En los últimos tiempos por fin se ha tomado conciencia: se requieren medidas sociales para apoyar el empleo juvenil. Los jóvenes ni quieren estar en paro ni quieren dejar de aprender.