Según un informe elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) solo un 10% de los titulados españoles decide emprender cuatro años después de finalizar sus estudios universitarios. Pese a estos datos, desde las universidades españolas cada vez se realizan más programas para fomentar el emprendimiento.

El informe Inserción laboral de los estudiantes universitarios, elaborado por el MECD, la Seguridad Social, el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS), ha realizado un seguimiento a cerca de 190.000 titulados del curso 2009-2010 y también se ha tenido en cuenta la situación de los estudiantes un año después de haber terminado los estudios. En este caso, la cifra de estudiantes emprendedores se reduce a un 7%.

Respecto a los ámbitos académicos, el estudio indica que los estudiantes que más emprenden como autónomos son los procedentes de la rama de Ciencias de la Salud con un 12% al año de graduarse y un 15,3% a los cuatro años. Les siguen los titulados en la rama de Artes y Humanidades con un 8,1% al año de graduarse y un 11,8% a los cuatro años, los de Ingeniería y Arquitectura con un 7,2% al año de graduarse y un 10,9% a los cuatro años, los de Ciencias con un 8% al año de graduarse y un 8,8% a los cuatro años y, por último, los de Ciencias Sociales y Jurídicas con un 5,6% el primer año y un 8,7% a los cuatro años de graduarse.

El informe también hace referencia a los ámbitos de conocimiento que más autónomos aportan cuatro años después de graduarse. Así, los titulados en Arquitectura y construcción son los que más emprenden ya que ocupan un 27,5% de los trabajadores autónomos. Les siguen los licenciados en veterinaria con un 26,4%, los titulados en actividades relacionadas con agricultura, ganadería y pesca con un 17%, los titulados en artes con un 16%, derecho con un 15%, salud con un 15,3% y ciencias sociales y del comportamiento con un 13,2%.

Fuente: Informe "Inserción laboral de los estudiantes universitarios"

Fuente: Informe “Inserción laboral de los estudiantes universitarios”

Ante estos datos, que ponen de manifiesto la baja tasa de emprendimiento entre los universitarios españoles, uno de los propósitos que se plantean desde las universidades es el fomento de la cultura emprendedora y el autoempleo.