Gracias a un equipo de 17.299 personas, se han convertido en la 3ª distribuidora de gas y electricidad en España con casi 22 millones de clientes. Experiencia, eficiencia y responsabilidad son los 3 pilares sobre los que se asienta el trabajo de Gas Natural Fenosa. Una de sus fortalezas “es conseguir la máxima capacidad efectiva de sus recursos humanos”. Para conocer a esta empresa más a fondo hablamos con Carmen Fernández, Directora de Cultura y Talento.

En la actualidad, ¿cuál es la situación del empleo en el sector de Gas Natural Fenosa?

El sector energético está reconocido como pilar fundamental de la economía moderna; algunos parámetros específicos, como el consumo energético, miden el grado de desarrollo de las sociedades actuales. Y ello se ha traducido, en términos de empleo, en una fuerte tecnificación y en profesionales con una fuerte base técnica y tecnológica por un lado, y por otro, en asegurar una estabilidad profesional por encima de la media a sus empleados.

¿Y cual será la situación en unos años?

Es un sector de futuro, pero muy probablemente no como lo conocemos ahora: sostenibilidad, reducción del impacto social y medioambiental, gestión activa de energías alternativas, nuevos jugadores en la generación y distribución y nuevas tecnologías en la gestión y comercialización de la energía son algunos de los aspectos que nos hacen prever un corto plazo en el que se ha de intensificar la tecnificación y cambiarán las relaciones contractuales.

Ofertas de empleo en Gas Natural Fenosa

¿Qué tipo de profesionales son los más demandados?

Aquí entra en juego, y de lleno, uno de los acrónimos con mayor impacto en nuestro sector: STEM (en inglés de Science, Technology, Engineering y Mathematics), que sirve para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, jugando un doble papel.

Los profesionales de estas materias, provengan del nivel académico que sea, desde postgrados y másteres hasta profesionales provenientes de los ciclos formativos de formación profesional, son un bien cada vez más escaso y no solo en España. La guerra por este perfil profesional se está convirtiendo en una lucha sin cuartel.

“La guerra por los perfiles STEM se está convirtiendo en 
una lucha sin cuartel”

Y, ¿cuáles son los retos a los que deben enfrentarse estos profesionales?

Estos profesionales conviven en un entorno no ya automatizado, sino digitalizado y claramente robotizado, dando origen a lo que se comienza a denominar “profesionales centauros”, que derivando de la mitología griega no son mitad hombre y mitad caballo, pero sí funcionan profesionalmente como mitad persona y mitad robot; en definitiva estamos hablando de la capacidad para que el rendimiento y la productividad dependa tanto de la persona como de la máquina. Y desde luego buscan funcionar en un nuevo marco laboral más abierto, flexible y realmente valorado por la persona, donde la flexibilidad real, la conciliación e incluso el teletrabajo serán superados previsiblemente por la no presencia y condiciones laborales personalizadas.

Otro aspecto relevante para GNF es la creación de oportunidades laborales tanto para hombres como para mujeres. Su implicación es mayor con esta cuestión y muestra de ello es su participación en el reciente informe S=HE: ¿Igualdad de oportunidades? Desarrollo profesional de hombres y mujeres en España, elaborado por IESE Business School e Infoempleo. Que muestra los diferentes entornos en los que desarrollan su trayectoria unos y otros y analiza cuáles son sus preferencias profesionales y personales.

En definitiva, ¿qué habilidades deben poseer los perfiles que estáis reclutando en la actualidad?

Todo lo anterior obliga a las empresas de energía a buscar más allá de la formación en ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas: buscamos personas con capacidad de aprendizaje, con flexibilidad y capacidad de adaptación, con movilidad, con capacidad para resolver problemas, pero también con inteligencia emocional y capacidad de relación, capaces de ilusionarse y comprometerse con proyectos específicos, muchas veces de cambio y transformación; porque el camino para nuestro sector está en la innovación y, muy probablemente, en eso que hoy llamamos transformación digital, que nos cuesta definir y a veces visualizar, y que será la nueva realidad en la que vamos vivir.