La universidad forma a los estudiantes para que estén preparados para incorporarse al mundo laboral. Y los docentes son seleccionados en un proceso de selección justo y enseñan lo que saben con devoción. ¿Estás de acuerdo con estas afirmaciones? Pues sigue leyendo…

La Fundación Europea Sociedad y Educación ha presentado dos informes en el que los españoles opinan sobre las universidades en las que estudian. En La comunidad española universitaria opina se han recopilado, en cinco sondeos, 41.122 cuestionarios dirigidos a alumnos, profesores y personal de administración. En Opiniones de los españoles sobre sus universidades: algunas perspectivas se ha recogido la valoración de 1.200 personas de entre 18 y 70 años sobre el sistema universitario español.

Estas son las principales conclusiones que hemos extraído de estos informes:

Queremos que se forme a profesionales, que la universidad sirva para incorporarse al mundo laboral

Este es uno de los objetivos que priman por delante de llevar a cabo tareas de investigación y desarrollo del conocimiento e investigación.

El 84% de los estudiantes encuestados opina que el objetivo de la universidad debería ser el de formar a buenos profesionales. Pero parece que la universidad tiene que mejorar este objetivo: la sociedad española le da un 6 sobre 10 a la utilidad de la formación universitaria para el acceso al mundo laboral.

Una medida efectiva para conseguir este fin es la práctica en empresas. Más de un 60% de estudiantes opina que debería aumentar el tiempo de prácticas en su carrera, bien porque sea un periodo demasiado corto, bien porque sea inexistente.

Queremos que se seleccione bien al profesorado y que se vigile la endogamia

Todos los colectivos de la comunidad universitaria valoran positivamente que las universidades tengan autonomía a la hora de fijar los criterios para contratar al profesorado, pero parece que la forma actual de hacerlo no convence mucho.

Tanto alumnos como profesores y personal de administración dan un suspenso al sistema de acceso al profesorado. Los datos dicen que más del 40% del profesorado trabaja en la misma universidad en la que estudió y esta cifra aumenta hasta casi el 62% en docentes menores de 30 años.

Queremos un sistema justo de pago de tasas para acceder a la universidad

Si preguntamos a la sociedad española, suman más del 65% entre los que piensan que la universidad debería ser completamente gratuita y los que opinan que al menos lo sea para quien no pueda pagarla. Menos del 30% creen que se les debe dar un crédito a quien no pueda pagar las tasas, que deberían devolver cuando tengan una situación laboral que lo permita.

También resulta significativo que la mayoría del colectivo universitario encuestado (más de un 65%) considera que el acceso a la universidad de los grupos más desfavorecidos ha empeorado en los últimos 10 años.

Queremos profesores preparados y que tengan mayor vocación de enseñanza

Sorprende que la sociedad española evalúe por debajo la implicación y vocación la del profesorado universitario en comparación con la del profesorado de enseñanza primaria y secundaria, según datos del informe sobre la opinión de los españoles.

Por otro lado, los estudiantes evalúan positivamente el nivel de conocimientos del profesorado, con un 7,7; sin embargo, en cuanto a su vocación por la enseñanza no llegan a darles ni un 6.

Parece que estos dos informes dejan muy claro que hay muchos aspectos que mejorar en la universidad española. Dos de las medidas que propone uno de los dos estudios para mejorar la eficiencia de las universidades son: que haya un avance sustancial en el uso de nuevas tecnologías y que se incentive el empleo de redes sociales con finalidad didáctica. Los encuestados han valorado positivamente ambas propuestas. ¿Qué otras medidas se te ocurren?