Hace unos días el gigante del comercio electrónico lanzaba su reto para 2017: crear 500 puestos en España. La temporalidad que asola la contratación en nuestro país no va a ser la dinámica que siga Amazon. Los puestos para los que ya están seleccionando candidatos serán fijos. Se necesitan distintos tipos de perfiles, desde los más cualificados, como ingenieros y desarrolladores, hasta los que empiezan su carrera profesional. Mira todas las ofertas de empleo de Amazon aquí.

Actualmente, la plantilla de la compañía asciende a 1.000 empleados. La intención es que crezca un 50%. Una de las sedes en las que se repartirá parte de estas contrataciones es el centro tecnológico que abrió sus puertas el año pasado en Madrid, el Tech Hub. Otras serán las nuevas oficinas corporativas y el centro de logística, que se inauguró en 2012, ambos situados en la misma ciudad. Barcelona se convierte en la otra metrópoli que albergue una parte importante de la plantilla. El centro logístico de 60.000 metros cuadrados que está actualmente en construcción requiere contratar mucho personal.

El objetivo de Amazon para toda Europa es dar trabajo a 15.000 personas. Tiene oficinas corporativas, centros logísticos, de atención al cliente y centros de datos repartidos por Italia, Alemania, Francia, Reino Unido y España. El director general de Amazon, François Nuyts, ha declarado la intención de la compañía de seguir “contratando e invirtiendo a un ritmo acelerado” en nuestro país.

Amazon 500 empleos

También se crearán empleos de forma indirecta a través de los servicios que se ofrecen en la plataforma de Amazon, como son Marketplace, Amazon Web Services y Kindle Direct Publishing. Esta parte del negocio supone una fuente de ingresos para las numerosas iniciativas que exhiben sus productos a través de ellas.

La importancia de contar con un segundo idioma

Entre los perfiles cualificados que está solicitando Amazon, dominar el inglés es el requisito más común. Una empresa que mantiene tantas sedes internacionales requiere a personal que sea capaz de resolver una incidencia con empleados del otro lado del mundo. El vehículo para entenderse es el inglés. Si cuentas con esta competencia, tu perfil destacará entre los que no la tienen.

Por otro lado, idiomas como el italiano, el francés o el alemán pueden suponer también una gran ventaja si el puesto al que se opta mantiene comunicación con las otras sedes europeas. Un segundo idioma nunca está de más, en cualquier empresa. Pero si es una gran compañía de ámbito mundial, las posibilidades de promoción y hacer carrera en ella se multiplican exponencialmente.

Cómo trabajar en Amazon. Ofertas de empleo