El final del curso político se presenta intenso con varias iniciativas legislativas recientemente aprobadas o a punto de serlo. Sin duda de todas ellas, la que más nos puede interesar en este blog es la futura Ley de Emprendedores.

El anteproyecto de la Ley de Emprendedores (pdf) salió del Consejo de Ministros en dirección al Congreso de los Diputados la semana pasada. Y acaba de iniciar su trámite parlamentario. Por tanto todavía caben modificaciones que podrían ser introducidas tanto en el Congreso como en el Senado antes de su aprobación definitiva.

Así y todo, y visto el anteproyecto de ley, sí que podemos afirmar que en principio la ley de apoyo al emprendedor y su internacionalización contemplará una reducción de las cotizaciones para esta figura, ciertos incentivos fiscales, facilidades para la creación de empresas, nuevas y mejores vías de financiación, y limitaciones en la responsabilidad ante las deudas de los administradores de una sociedad. Insistimos, eso a grosso modo. La letra pequeña después podría introducir importantes matices e incluso alterar el sentido o la orientación de cada una de estas medidas.

Estas son las principales medidas que recoge el anteproyecto de ley:

  • Se crean las Sociedades Limitadas de Formación Sucesiva. Funcionan como una SL pero este tipo de empresas tendrían un coste de 40€ y los trámites burocráticos para darlas de alta no deberían prolongarse más allá de las 24 horas. También se elimina la necesidad de tener en la cuenta de la empresa un capital mínimo de 3.000€ en el momento de la constitución de la misma, tal y como ocurre actualmente. Ojo, a cambio de estos beneficios, socios y administradores de la empresa tendrán ciertas limitaciones que no se han especificado sobre su remuneración.
  • Deducciones por crecer o reinvertir. Las empresas que facturen menos de 10 millones podrán deducirse un 10% de los beneficios cuando se reinviertan en la actividad económica. Las deducciones por I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades no tendrán límites.
  • Los autónomos y pymes que no facturen más de dos millones de euros podrán retrasar voluntariamente el pago del IVA hasta que se cobren las facturas correspondientes. Pero atención, porque esta medida tiene cierta trampa. La empresa tiene obligación de perseguir al moroso. Y si no consigue cobrar antes del 31 de diciembre del año siguiente al de la factura, tendrá que pagar igualmente ese IVA a Hacienda. Por otro lado, nadie podrá desgravarse tampoco el IVA de una factura hasta que no la haya abonado al proveedor de turno.
  • No sabemos aún el alcance de esta medida pero el anteproyecto de la ley de emprendedores contempla una reducción de la cuota de autónomo cuando el emprendedor además esté cotizando por una actividad económica alternativa. Dicho de otro modo, el pluriempleo va a dejar de ser tan costoso. O eso parece.
  • Se crea la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL). Esta forma jurídica no tendría que responder ante acreedores particulares con su patromonio en determinados casos e incluso en los casos en los que así fuera, ya sea con Hacienda o con acreedores particulares, los embargos no se podrían producir antes de los dos años desde su notificación.
  • Los business angels o inversores de una empresa podrán deducirse el 20% de este dinero en la Renta. Eso sí, la deducción anual máxima será de 4.000€ (20% de 20.000€ invertidos). Los beneficios que puedan obtener tampoco pagarán plusvalía siempre y cuando se reinviertan en otra sociedad nueva o de reciente creación.
  • Se elimina parte del papeleo y la burocracia actual. De hecho cada vez que una Administración Pública introduzca una nueva carga administrativa deberá eliminar previamente otra. Las empresas con menos de 50 trabajadores sólo contestarán una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) en su primer año de actividad. Tampoco será necesario que tengan un libro de visitas en cada centro a disposición de Inspección de Trabajo.
  • La Administración General del Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales crearán una plataforma digital, Emprende en 3, para realizar los trámites con estas administraciones simultáneamente.

No vamos a valorar aún si la ley llega pronto o tarde, si las medidas son suficientes o no, puesto que, conviene recordar, estamos aún ante un anteproyecto de ley que podría sufrir importantes modificaciones. Así y todo, tal y como coméntabamos en este mismo blog hace unos meses, el camino iniciado parece sin retorno. España será emprendedora o no será. Cualquier medida para favorecer la creación de empresas o todos los incentivos económicos y los accesos a nuevas vías de financiación son absolutamente necesarios. Pero lo más importante, en nuestra opinión, es la publicidad que se está generando y en la que se reivindica la figura del emprendedor (o la del pequeño empresario de toda la vida, que a fin de cuentas es lo mismo). Porque necesitamos en general un cambio de mentalidad para crecer y ser competitivos. De ahí también la importancia de políticas como las de enseñar a Emprender desde el cole.

Y tu, ¿te animas? ¿Quieres emprender pero no sabes por dónde empezar? Síguenos…

Revtank Outtakes. Imagen con licencia Creative Commons del álbum en Flickr de Mish Sukharev