El paro de la población cualificada en España desciende por segundo año consecutivo y se sitúa en el 8,1%. Esta es una de las principales conclusiones del estudio elaborado por la EAE Business School (www.eae.es), La Empleabilidad de la Población Cualificada 2014.

Este informe compara los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) al cierre del cuarto trimestre tanto del 2013 como del 2014 relativos a los datos de empleo de personas con un MBA, máster o posgrado. Además, elabora un índice autonómico de empleabilidad en España, que refleja la capacidad de cada comunidad autónoma para dar trabajo de calidad a las personas con alta cualificación.

El paro desciende del 8,6% en 2013 al 8,1% en 2014 en el caso de las personas con un posgrado. Cae por segundo año consecutivo. Si comparamos los niveles de empleo entre los licenciados/graduados y aquellos/as que tienen más formación, estos últimos han encontrado un 58% más de empleo. Comparándolo con el total de población, los más cualificados tienen una tasa de empleabilidad un 200% mayor. La mejora ya no atañe solo al empleo de forma cuantitativa, sino también a su calidad, ya que este grupo obtiene contratos con menor temporalidad, menor tasa de desempleo de larga duración y subempleo en menor medida.

Dónde se ofrecen empleos de más calidad

Teniendo como datos variables la tasa de paro de la población cualificada, el paro de larga duración, los datos de crecimiento del PIB de cada comunidad, el porcentaje de subempleo, la temporalidad de los contratos y aquellos que duran menos de 12 meses, el estudio elabora el índice autonómico de empleabilidad que clasifica a las comunidades autónomas según la calidad del empleo que ofrecen a las personas con estudios de posgrado. Según esta medida, Cataluña, Madrid y Aragón son las que mejores datos ofrecen. Cataluña destaca en primera posición sobre todo porque la tasa de desempleados más formados es baja (4,4%), la posibilidad de reincorporarse a un nuevo trabajo tras la pérdida es la más elevada. Madrid destaca por la tasa de trabajadores temporales más baja de toda España en este grupo, un 10,6 % frente a un 22,4% de la media nacional. El mercado laboral aragonés sobresale, según este índice, por tener una de las tasas más bajas de paro de trabajadores con máster, MBA o posgrado, esta tasa es del 3,63%.

Las comunidades con menos oportunidades

Las comunidades que peores datos arrojan, según esta investigación, en cuanto a la capacidad de emplear de sus posgraduados/as son Extremadura, La Rioja y Cantabria. En Extremadura los datos sobre el paro de trabajadores cualificados son los más altos de todo el territorio nacional, un 8,7% en 2014; aunque, puntualizan, está en claro retroceso (en 2013 había un 9,3%). En La Rioja el principal problema es su tasa de subempleo que para este perfil de profesionales, que se sitúa en un 11,3%. En Cantabria la tasa de empleos de corta duración para aquellos empleados con alta cualificación es del 99,4%, lo que hace que esté entre los peores resultados nacionales.

A pesar de estos resultados, el estudio concluye que los datos de empleabilidad de la población cualificada han mejorado para todas las comunidades en el 2014.

El análisis elaborado destaca en su presentación que todos los índices que valoran el desarrollo humano incluyen la educación. Aquellos países con mayores ingresos per cápita del mundo son los que presentan mejores niveles educativos. La apuesta por ampliar la base de acceso a la educación ha sido el motor para el impulso definitivo del desarrollo de los países más avanzados. Si quieres leer el informe completo, puedes solicitarlo desde aquí.