Comunicarse con la locomotora de Europa en su mismo idioma es un punto a favor de quien busca empleo o se está formando para mejorar o cambiar el que ya tiene. Así lo entienden, al menos, los clientes de la agencia internacional ESL, que ofrece estudios de idiomas en el extranjero y que en 2012 ha registrado, respecto a 2011, un aumento del 65% del número de adultos españoles que cruzan los Pirineos para aprender alemán, mientras que los desplazados para dominar el inglés solo han crecido un 4%, según agrega.

¿Destinos más solicitados? Berlín y Friburgo. ¿Motivos? Laborales en un 90% de los casos, sobre la premisa de que Alemania es tierra de oportunidades. “No solamente se ha incrementado la demanda para estudiar este idioma, sino que también ha aumentado el número de semanas que se desplazan al país en un 66%”, acota el informe.

Licenciados, mujeres en un 60% de los casos, y, en un porcentaje significativo, estudiantes que han dejado la carrera en su primer curso de universidad (porque esta no cumplía con sus expectativas) y optan por iniciarse en el alemán para no perder el año. El retrato robot que dibuja el análisis de ESL pone en evidencia lo mucho que ha cambiado el cuento, y cómo ahora el conocimiento del deustch se contempla como una importante baza laboral, cuando, hasta hace bien poco, este era un privilegio reservado casi exclusivamente al inglés.

El fenómeno ocurre igualmente en el caso de los menores, con un incremento de los cursos junior, sobre todo en Westerwald, donde tiene lugar un gran campamento de verano en la naturaleza “idóneo para el mejor aprendizaje de niños y adolescentes, que permite compaginar el estudio con actividades al aire libre”. La conclusión es que los padres eligen cada vez más el germano como segunda lengua en colegios bilingües de inglés, relegando así al francés a un tercer plano.

De puertas para adentro, y en respuesta a esta demanda, diversos centros de formación de España proponen a sus alumnos el aprendizaje del alemán dentro de su oferta académica. Muchos lo plantean como enseñanza a distancia, online: es el caso de CCC (para obtener el nivel B1, intermedio de conocimiento de la lengua), IDECO (niveles A1, A2, B1, B2, empresarial y de hostelería), o las clases de iniciación de FOTEPRO, que recuerda que a finales de 2011, el número de residentes españoles en Alemania había aumentado en un 4,5%. En cuanto a formación presencial, TANDEM organiza cursos individuales, trimestrales, intensivos mensuales o para niños y jóvenes.