Queramos o no, el mundo nunca para. Continuamente vemos en las noticias que algunos puestos de trabajo se sustituyen por otros, más acordes a las tecnologías actuales. Y por eso, a día de hoy puede llegar a ser difícil saber a qué dedicarnos: igual nos gustan varias profesiones, pero no sabemos si podremos dedicarnos toda la vida a una sola. Si no eres capaz de decidir por dónde encauzar tu carrera, es porque igual la profesión para la que darías un 200% no existe todavía. Y es que, hace diez años, no podíamos ni prever empleos como “community manager” y a día de hoy es uno de los más extendidos. ¿Qué tal si te servimos de inspiración para ver dónde puede dirigirse tu vida laboral en los próximos diez años? Te proponemos tres pequeños ejemplos que miran hacia el futuro

1 – Organizador de vida digital

Parece mentira que hace diez años ni supusiéramos lo que podían ser Facebook o Twitter; a día de hoy casi todos los usamos continuamente, se han convertido en una parte de nuestra vida muy importante, como una presentación al mundo de nuestras aficiones o una muestra de lo que hacemos. Pero, ¿qué pasa con todo ese contenido digital cuando una persona muere? Hasta ahora, solo los famosos tienen fundaciones que hacen sobrevivir a su propia leyenda y legado digital, manteniendo una buena imagen tras su muerte. Tú puedes ser el organizador de las historias de mucha gente anónima que no goza de esa fama ni medios para mantener su legado digital.

2 – Consejero u orientador educativo

Gracias a las nuevas tecnologías, el estar cuatro años estancado en un mismo sitio cursando unos estudios llegará a su fin. Actualmente muchísima gente se forma gracias a iTunes University y el contenido que centros de prestigio hacen disponibles. ¿Por qué formarse de forma continuada en un mismo lugar cuando nuestro trabajo puede estar en varios sitios a muchos kilómetros de distancia? Se podrían crear escuelas dinámicas donde la gente se apunta cuando le interesa formarse en algo específico, evitando a la gente cursar una carrera de varios años por una titulación completa cuando solo necesita una parte. El consejero de educación sería un orientador dentro de este mundo de infinitas posibilidades formativas.

3 – Especialista en desintoxicación digital

La vida digital de momento puede aguantarse, pero estamos dirigiéndonos a un punto de no retorno donde todo es virtual y digital. Incluso las nuevas tecnologías han llegado a antiguos puntos donde la gestión solo se podía realizar de manera personal física, como temas de hacienda. Por todo esto, si tenemos en cuenta que desconectamos del trabajo muchas veces frente al ordenador, ¿qué pasará cuando todo nuestro trabajo también sea digital? Hay un hueco bastante importante en este futuro, y es que la gente se acabará cansando de lo digital y buscará volver a un estilo de vida más clásico, alejado de estar continuamente “enganchado”. ¿Rehabilitaciones digitales? ¡Aprovecha, porque de momento solo están empezando y puede ser la gran oportunidad del futuro!

¿Imaginas tu futuro en alguna de estas futuras profesiones? ¿O sugieres alguna para los lectores del blog? Seguro que nuestro especial sobre nuevas tecnologías puede darte alguna idea.

 

DOF (CC-Flickr) de Victor