Esta primavera, el prestigioso -y elitista- Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) lanzó una iniciativa a la masa llamada MITx, una plataforma para realizar cursos desde casa, con exámenes, deberes y foros de debate. El mundo académico aplaudió la iniciativa, los medios se hicieron eco. El pueblo en general podía acceder ahora a los conocimientos del templo del saber donde estudiaron 63 premios Nobel. Pero esta plataforma era el piloto de algo más grande: el edX. Así, la gran escuela de ingeniería que es el MIT se une a la famosa Harvard y a la californiana Berkeley para ofrecer lecciones en red gratuitas a alumnos de todo el mundo.

El edX comienza este otoño y el único requisito para poder asistir es tener internet. Sin prueba de acceso, los estudiantes que al final de los cursos demuestren que han adquirido los conocimientos pertinentes recibirán un certificado bajo el encabezamiento de HarvardX, MITx o BerkeleyX, según cual fuera el centro que impartiera la materia. Aunque esta primera experiencia será gratuita, en los posteriores cursos se cobrará una pequeña suma de 100 dólares, unos 80 euros, para mantener en marcha el asunto.

En total, este otoño el edX ofrece siete cursos, todos enfocados a la tecnología y con nombres como Software como servicio, Inteligencia Artificial o La salud en números: métodos cuantitativos en la investigación de la medicina clínica y pública. Para apuntarse basta con rellenar un formulario prototípico y preparar el cerebro.

Comprometidas las tres instituciones con lo gratuito, al menos en este proyecto, la plataforma web que sirve de soporte al edX está programada en código abierto. Con características como wikis colaborativos, métodos para el auto aprendizaje, evaluaciones del progreso del alumno a lo largo del curso, laboratorios online… Todas estas herramientas tienen la doble función de permitir, de paso, a los profesores investigar cuáles son los mejores métodos para que los alumnos adquieran los conocimientos en los entornos virtuales.

“Realmente queremos reinventar la educación. Queremos ofrecerla a una escala planetaria, a gente alrededor del mundo”, explicó a diferentes medios Anant Agarwal, el presidente de EdX y también profesor de MIT. “Cualquiera que tenga el interés y la capacidad de entender las materias debería poder acceder a contenido de manera gratuita”. Así que si te ves capaz ya sabes, Autumn is coming.