La formación online o e-learning, de la que hemos hablado en varias ocasiones en Avanza en tu Carrera, ha llegado para quedarse. Las empresas se han dado cuenta de las ventajas que tiene -acceso en cualquier momento a la formación, puede utilizarla cualquier persona y puede adaptarse a cualquier ritmo- y ya la utilizan para formar a sus empleados, personalizando contenidos, siempre de calidad, a cada empresa.

Las empresas han descubierto el valor añadido que puede representar para sus empleados y su negocio formar a sus trabajadores, y cada vez más empresas se animan a desarrollar su propia formación adaptada a las necesidades de sus empleados. En la jornada “E-learning y nuevas tendencias” que se celebró el pasado mes de mayo, tres importantes empresas -FCC, Cepsa y The Phone House- presentaron sus modelos formativos, de los cuales otras empresas pueden tomar ejemplo. En los tres casos se destaca la importancia de la personalización, el libre acceso y la calidad de los contenidos para que la formación tenga éxito.

En el caso de Cepsa, cada empleado tiene cerca de 36 horas de formación al año mediante programas cada vez más adaptados a cada profesional, y el e-learning ya representa un 17% del total de la formación. Pero quieren ir más allá y transformar el campus en un proyecto de escuelas, identificar y sistematizar todos los contenidos profesionales, identificar y gestionar el conocimiento interno, y certificar la formación. Llevan 10 años trabajando en serio el e-learning, creando contenidos a medida y entornos de aprendizaje colaborativo.

El e-learning permite que todos los empleados pueden acceder a la formación de forma fácil y rápida; es una forma de utilizar la tecnología para posicionar la empresa en el futuro. El modelo de The Phone House se basa en una universidad colaborativa, donde se accede a diferentes conocimientos y que sirve de guía para llevar a cabo las mejores prácticas. Ya cuenta con 175 alumnos que acceden a una formación personalizada, sin límites ni presión; que tienen libertad para gestionar el aprendizaje, un entorno fácil de usar y que cuenta con los mejores contenidos, que encajan con cada nivel y van alineados a los valores de la empresa.

En FCC, la formación va orientada a desarrollar el potencial de los directivos, buscando crecer y crear marca. Su modelo se organiza a través de escuelas: escuelas técnicas, escuelas para gestionar de forma homogénea lo que comparten (valores, procesos…), y la escuela de gestión, para directivos y predirectivos.  La formación se desarrolla a través de un portal web, en el que colaboran con Crossknowledge, con vídeos de gestión empresarial y liderazgo, protagonizados por expertos internacionales, las mejores escuelas de negocio y CEO de primeras compañías mundiales. Así, buscan inspirar a sus directivos y alimentar la necesidad de seguir aprendiendo.

FCC busca salvar distancias en los procesos globales, por eso su modelo de e-learning clasifica en cuatro las distancias a cubrir –culturales, administrativas, económicas y geográficas-, y establece tres estrategias para salvarlas: adaptación, para tener una respuesta local; agregación, es decir, explotar las semejanzas entre regiones; y arbitraje, considerar esas diferencias como oportunidades. Un enfoque global que permite una visión integrada.

Cada vez más empresas se animan a formar a sus empleados buscando crecer con ellos, y el e-learning es una forma de adaptar la formación a cada persona y que los empleados puedan acceder a ella en cualquier momento. ¿Lo has probado ya?