Hace unos días nos levantábamos con la noticia de que Suiza iba a limitar la entrada de los europeos a su mercado laboral. Una medida aprobada en referéndum con un 50,4% de los votos y que intenta poner límites a la inmigración masiva de ciudadanos de países de la Unión Europea. Pues bien, como represalia la UE ha decidido suspender la participación de Suiza en los programas Erasmus para los próximos años.

El detonante ha sido la negativa de Suiza de firmar el convenio de libre circulación con Croacia, último país que se ha incorporado a la Unión Europea y que todavía no contaba con este acuerdo. Así, la Comisión Europea no continuará las negociaciones para la participación de Suiza en los programas de becas Erasmus + y el proyecto de Innovación y Desarrollo (I+D) Horizonte 2020 a partir del 2015, ya que estos programas “están vinculados a la libre circulación de personas”.

Y es que la iniciativa popular del partido suizo Unión Democrática de Centro (UDC), denominada “Contra la migración en masa” y que obliga al Gobierno helvético a  introducir cuotas a la entrada de trabajadores comunitarios, no ha sentado nada bien en el seno de UE y el portavoz comunitario, Joe Hennon, ha declarado que “las próximas rondas de negociación se han pospuesto hasta que Suiza firme el protocolo” de libre circulación con Croacia.

La supresión del programa Erasmus en el país alpino hará que los jóvenes suizos no puedan viajar a otros países comunitarios a seguir con sus estudios universitarios. En la actualidad, gracias al programa Erasmus cerca de 3.000 estudiantes suizos están cursando sus estudios en universidades de la Unión Europea. Además, se verá muy perjudicado en el campo de la investigación ya que hasta el momento Suiza es uno de los países que más dinero europeo recibía para  I+D.