Hace unos días os hablábamos de 5 apps para aumentar tu productividad. Una de estas aplicaciones consistía en un “timer” para aplicar la técnica Pomodoro, un método de gestión del tiempo que inventó Francesco Cirillo a finales de los 80 y que consiste en realizar nuestras tareas en bloques de 25 minutos haciendo un descanso de 5 minutos entre bloque y bloque.

Esta técnica puede ayudarnos a aumentar la concentración en la tarea que estemos realizando y, por tanto, nuestra productividad, ya que al consistir en bloques de tiempo breves podremos focalizar en la tarea y tendremos menos posibilidades de caer en distracciones externas que nos lleven a la procrastinación de la actividad que estemos realizando.

Lo habitual es utilizar un temporizador o reloj (los hay en forma de aplicaciones móviles y de escritorio) para programar una alarma que nos avise de cuándo comienzan y finalizan los “pomodoros”, nombre con el que se denomina a los bloques de 25 minutos en los que se dividen las tareas. Si una tarea ocupa más de 25 minutos de tiempo la tendremos que dividir en varios bloques.

Además, cada cuatro “pomodoros” habrá que tomar de 15 a 30 minutos extra de pausa. Es importante cumplir a rajatabla con los descansos, desconectar y no seguir trabajando aunque pensemos que podríamos acabar en un par de minutos extra la tarea que tenemos entre manos.

Algunos se muestran reacios a la utilidad esta técnica, mientras que otros la utilizan únicamente para determinadas tareas que se puedan ajustar con facilidad a este método o en momentos en que necesitemos una concentración extra. Como todas las técnicas de gestión del tiempo y productividad personal, la técnica Pomodoro no es la panacea que va a solucionar todos nuestros problemas y su éxito dependerá, entre otras cosas, de la forma de trabajar o estudiar y del ámbito de la actividad de cada persona.

Y tú, ¿utilizas ya la técnica Pomodoro?¿Te funciona?¿Te animas a probarla y nos cuentas?
Si te interesa la productividad, puedes ver el curso de  productividad personal que tenemos disponible en nuestro portal de formación.

Foto: mlpeixoto (Flickr) con licencia CC