Cada vez es más frecuente escuchar la palabra MOOC cuando nos referimos al ámbito de la formación en internet. Los MOOC (Massive Online Open Course) son cursos gratuitos, online y que se distribuyen por la web de forma masiva intentando llegar a las máximas personas posibles. El fenómeno ha dejado de ser una moda para convertirse en una auténtica revolución en lo que a educación se refiere.
El impacto está siendo tan grande que la gran mayoría de universidades del mundo ya ofrecen este tipo de cursos con acceso libre a todo el que lo desee, sin ningún tipo de requisito previo. Y es que “una de las principales aportaciones de los MOOCs es la posibilidad de compartir el conocimiento. Nos pueden proporcionar el vehículo donde dar una forma más estándar para poder llegar a un público mayor”, tal y como cuenta Ricardo Carramiñana, Director General de EADIC.

Aunque cada MOOC es un mundo, la gran mayoría suele compartir algunos elementos. Así, los cursos se basan -normalmente- en vídeos breves, ejercicios de evaluación, materiales de apoyo y foros de debate. Este último aspecto es fundamental, ya que la participación de la comunidad es básico en el desarrollo de este tipo de cursos.

En cuanto a las temáticas, podemos encontrar casi todo lo que estemos buscando. Esta es una de las principales ventajas de los MOOCs, y es que cualquier persona puede iniciarse y formarse -o simplemente curiosear- en áreas en las que por unos motivos o por otros no les es posible acceder. Aunque sí que es verdad que hay temas más susceptibles de convertirse en MOOC, como pueden ser los relacionados con la tecnología.

Algo que también debemos tener muy claro es la función que desempeñan los MOOCs, que no debemos confundirla con la que desempeñan los cursos online u otros métodos e-learning. Al respecto, Ricardo Carramiñana comenta que “los MOOCs no son productos sustitutivos de los cursos online tutorizados de mayor calado, más bien son complementarios entre sí o introductorios unos (más ligeros y sencillos) en relación a los otros (más exigentes y completos)”.

Y para terminar este artículo no podemos olvidarnos de comentar algunas de las plataformas más importantes. Dos son Udacity y Coursera,  spin-offs de la Universidad de Stanford que funcionan de forma totalmente diferente. Mientras que en Udacity encontramos cursos de temáticas concretas como la computación, la ciencia o las matemáticas, Coursera funciona como un directorio de MOOCs de diferentes universidades del mundo, por lo que presenta un abanico de opciones variadísimo. En su contra, tenemos que decir que prácticamente todos los cursos que encontramos en estas dos plataformas están en inglés.

Algunas de las plataformas en español más importantes son UniMooc, unX o Tutellus. Aunque seguramente la más conocida sea Miriadax, que ya supera los 200.000 usuarios y agrupa  MOOCs de todas las universidades iberoamericanas que forman la Red Universia. Os invitamos a que os deis una vuelta por alguna de estas opciones que os hemos comentado y veréis la gran cantidad de materias que podéis aprender desde casa y de manera gratuita.

>>> Si te ha gustado este tema, tal vez te interese ver nuestros cursos de formación online o a distancia disponibles en nuestra plataforma. 

Imagen: empty classroom con licencia CC de MaraudersMap