La globalización es ese proceso tecnológico, económico, social y cultural que pese a no situarse muy específicamente en el tiempo, se impone cada día en diferentes parcelas de nuestras vidas. En nuestro caso, probablemente en mayor medida debido a nuestra integración en la Unión Europea. Y es que el conocimiento de idiomas ya no es el único síntoma de que este proceso se está extendiendo dentro de nuestras fronteras.

Las enormes desigualdades existentes en las tasas de desempleo de diferentes países de la Unión, han provocado una ruptura absoluta de fronteras. Son las propias instituciones europeas quienes motivan la movilidad no solo laboral, sino también formativa a través de becas, ayudas y programas internacionales.

También las instituciones académicas están centradas en la necesidad de formar a profesionales globales. Es el caso por ejemplo de ESDEN Business School, la Escuela Superior de Negocios y Tecnología fundada en 1996. El pasado mes de mayo firmaron un convenio de colaboración con London School of Economics & Political Science (LSE), institución señera en la investigación y docencia  de la moderna Ciencia Económica.

“Este convenio se enmarca dentro de la apuesta de nuestra Escuela por alcanzar acuerdos de colaboración con instituciones de reconocido prestigio internacional que permitan a nuestros alumnos recibir la formación más competitiva de cara al entorno económico global en el que habrán de desenvolverse profesionalmente” destaca Alberto Isusi, Consejero delegado de ESDEN BUSINESS SCHOOL.

Este tipo de acuerdos le permiten a ESDEN organizar actividades como la Global Inmersion Week, un seminario exhaustivo de una semana sobre Economía Global y Estrategia Empresarial en la London School of Economics. 

Estas sesiones académicas se completaron con conferencias y coloquios a cargo de directivos de importantes bancos de negocios y empresas globalizadas que operan desde Reino Unido.

Al final lo que pretende la formación es abrir al alumno, las puertas de la actual realidad laboral. Una realidad cada vez más global.