Series de televisión como Betas o Confidencias de Sillicon Valley y el próximo lanzamiento anunciado de la Barbie Emprendedora no hacen sino reafirmar la idea de muchos expertos de que estamos ante una nueva burbuja: la del emprendimiento o los emprendedores.

Ha sido médico, abogada, cantante, modelo (¡por supuesto!), pediatra, dentista, fotógrafa, astronauta, candidata a las presidenciales en el 92, informática, profesora, azafata, detective, niñera… Y ahora, por fin, la muñeca más famosa de Mattel ha dado el paso y va a lanzar su propio negocio después de 55 años de historia y 150 profesiones por cuenta ajena a sus espaldas.

La Barbie Emprendedora llega a las tiendas vestida con un sofisticado vestido rosa, un collar, un bolso y un elegante peinado. Entre los accesorios con los que está equipada no podían faltar el smartphone, la tablet y un maletín. Como ya se ha comentado irónicamente, sólo le falta el libro de autoayuda bajo el brazo o su propia copia de El Arte de Empezar de Gay Kawasaki.

A la venta en junio, la Barbie Emprendedora forma parte de la línea “Yo puedo ser”. Y es que las profesiones de Barbie siempre han tratado de ser un reflejo de su tiempo, una manera de alentar a las niñas para distintas profesiones. Quizás por eso desde Mattel se ha insistido mucho en que consideran el emprendimiento como “la carrera del año”. No en vano, en la presentación de la muñeca en la Feria del Juguete de Nueva York, se insistió en que cada día las mujeres empresarias son más frecuentes.

La Barbie Emprendedora, más allá de lo anecdótico, representa un cambio social que se impone (o nos imponen). Y es que, cada vez son más las voces que se elevan para denunciar la burbuja del emprendimiento que se está creando. La niña que compre la Barbie Emprendedora no sabrá nada del negocio que va a emprender la muñeca porque ninguno de sus accesorios la delata. Sólo se sabe que va a emprender. ¿Paradójico? ¡O no! Quizás sea tan real como la vida misma. ¿O acaso no hay cientos de empresarios que no tienen ni idea de lo que hace su empresa en realidad? ¿Todos los empresarios son “emprendedores”? ¿O acaso esta crisis no ha lanzado a muchas personas al autoempleo o los negocios sin la formación ó el plan de negocios adecuado?

Por otro lado, lo cierto es que el modelo social precisaba de un lifting… y lo ha conseguido. La de los emprendedores ha sido una campaña de marketing en toda regla. Aunar parte contratante y parte contratada en una misma persona tiene lógicamente muchos beneficios. Pero para que los jóvenes crean en ese modelo tienen que identificarse con otra estética diferente. Por eso hemos pasado de crear empresas a tener startups. De empresarios a emprendedores. Del traje y corbata a las camisetas. Del tipo con el maletín al que salta con los brazos estirados sobre el mar de fondo. Del “he montado una empresa para ganar dinero” al “estoy realizando mis sueños”.

Sirva de muestra de lo que decimos un par de botones más…

El próximo 7 de abril la cadena de televisión HBO estrena Confidencias de Silicon Valley, una comedia sobre trabajadores y directivos de las empresas tecnológicas más importantes del mundo en la ficción: desde programadores informáticos hasta directivos multimillonarios que se enfrentarán a los desafíos propios de todo emprendedor moderno: elaborar un plan de negocios, aprender a delegar el trabajo ó elegir un logo para su empresa.

Y hace menos de dos meses, Amazon apostaba por Betas como uno de los proyectos estrella dentro de su nueva plataforma de contenidos audiovisuales, una serie sobre emprendedores que quieren desarrollar una nueva app móvil y lanzar su propia empresa para comercial ambientada también, cómo no, en Sillicon Valley y protagonizada por desarrolladores informáticos y licenciados en Empresariales que trabajan desde bares o escriben sesudos planes de negocio sobre la propia pared de su dormitorio.