La empresa te pone a prueba

Tu currículum ha suscitado el interés de una empresa. Estás impaciente y nervioso porque no sabes lo que te espera. Te presentamos cuáles son las pruebas más habituales en los procesos de selección, pero antes un consejo válido para todas ellas: muéstrate tranquilo, tal y como eres y, ante todo, sé sincero.

Cara a cara. La entrevista es la pieza básica y más determinante en un proceso de selección. Entrevista telefónica, entrevista en otro idioma, entrevista personal… son algunas de las versiones que existen de esta prueba. En todas ellas es importante que te expreses claramente, con pausas y sin interrumpir a tu interlocutor, mostrando interés y cordialidad. Además es esencial, en el caso de la entrevista personal, que cuides la apariencia física y no llegues tarde. Y también dí siempre la verdad, no peques de indiscreto, controla los tics, sé preciso en las respuestas, procura estar relajado, infórmate previamente de la empresa y su actividad, etc.

Cruz aquí, cruz allá. Los tests psicotécnicos miden varias habilidades de los candidatos: capacidad verbal, capacidad numérica, capacidad de abstracción y razonamiento lógico. Pueden hacerse en grupo o de forma individual y, generalmente, son corregidos por ordenador. Los resultados obtenidos dan pie a la elaboración de un informe sobre los aspectos más relevantes de la personalidad de cada candidato. En el caso de que un proceso de selección incluya tests psicotécnicos, es la primera prueba que suelen hacer. Si quieres preparar con antelación un test puedes encontrar diversos manuales en tiendas e Internet.

Dibujos con truco. Todo en estas pruebas parece esconder alguna trampa. Con los test de personalidad no hay que volverse loco, sino más bien responder tal cual se es. Al fin y al cabo, como dicen los expertos, cuando hablamos de personalidades no existen respuestas correctas o incorrectas, todo depende de lo que se busque. Estas pruebas aprecian rasgos de la personalidad como el sentido de la responsabilidad, la autoestima, la motivación o la capacidad de relación con los demás. Por lo general, lo mejor es contestar con absoluta sinceridad, siempre pensando en positivo y sin dar respuestas muy extremas.

Por la letra te conocerán. La grafología es una técnica de evaluación basada en el estudio de la letra del candidato. Analiza la personalidad de un sujeto a través de 78 parámetros diferentes. Tres son sus áreas de estudio: actitudes intelectuales, actitud ante el trabajo y personalidad. Gracias a estas variables puede saberse si el sujeto es sincero o miente o si su carácter es estable o descontrolado, si es irritable. ¿Y no es posible que alguien, a sabiendas de que un escrito suyo va a ser analizado, cuide más su letra? Pues claro, pero con eso cuentan también los expertos. En cualquier escrito la primera parte siempre está mucho más cuidada, pero a medida que se avanza en la página la escritura va trasformándose en un acto inconsciente. La segunda parte de los textos y, por supuesto, la firma son los que proporcionan más información.

En equipo. Durante el desarrollo de una dinámica de grupo una persona dirige a los participantes en una sesión de juegos vivenciales y ejercicios colectivos, destinados a propiciar un cambio de actitud o a asimilar una serie de conocimientos. Cada vez más las empresas utilizan técnicas grupales para reforzar los lazos de compañerismo, introducir nuevos conceptos y valores, potenciar habilidades y disminuir las tensiones entre sus empleados. Lo importante en estas pruebas es demostrar que se es un miembro útil dentro de un equipo, una persona que aporta cosas positivas al grupo. Para esto actúa con naturalidad pero sin olvidar las formas.

Y más. Desde pruebas técnicas y prácticas para evaluar los conocimientos en programas informáticos o el nivel de redacción del candidato hasta enfrentarse a un videojuego… Todo tipo de pruebas son posibles. Cada empresa tiene sus necesidades y quiere estar seguro de coger al candidato más idóneo para satisfacerlas. Ante esto, no te queda otra que… ¡estar lo mejor preparado posible!