Obama ha presentado recientemente un plan para que la educación de los community college sea gratuita. Se trata de una ambiciosa propuesta que pretende aumentar las oportunidades educativas en los EEUU. No obstante, el plan se encuentra a expensas de ser refrendado por el congreso.

El presidente norteamericano expresó muy claramente su propuesta el pasado nueve de enero –“me gustaría que los dos primeros años del community college fueran gratuitos para todo aquel que esté dispuesto a trabajar por ello”–.

Los ‘community college’

Al término de la educación secundaria (high school), los estudiantes estadounidenses pueden continuar su formación en los community college. Se trata de centros educativos públicos que ofrecen cursos de educación general, educación técnica y de formación profesional que capacitan a los estudiantes para que puedan trabajar de inmediato. Tras la finalización se opta por seguir hacia una educación superior (universidad de cuatro años) o acceder al mercado laboral. Los estudiantes de estos centros provienen en muchos casos de familias con escasos recursos. La matrícula que se paga es de unos 3.500 $ anuales. Aunque la diferencia es significativa respecto a universidades de prestigio como Harvard, donde se pagan unos 43.000 $ al año, hay muchas familias a las que les está siendo muy difícil abordar el coste de estos estudios intermedios.

Esta medida, que ya ha abierto el debate sobre su financiación, podría beneficiar a nueve millones de estadounidenses de las clases más desfavorecidas.

“Una educación de calidad no puede ser un privilegio reservado a unos pocos”, añade el presidente.

Tennessee Promise

El plan incluiría tanto a los estudiantes a tiempo completo como aquellos que estudian a tiempo parcial porque lo combinan con un trabajo de unas horas. Es el caso del 62% de los alumnos/as. Las condiciones que deben cumplirse para optar a esta subvención pasarían por obtener una nota media mínima de 2,5 puntos sobre 4 y la asistencia regular a las clases que demuestren el interés en la obtención de la certificación correspondiente.

Este programa está basado en el éxito que ha tenido una iniciativa de becas en el mismo tramo educativo en el estado de Tennessee, la Tennessee Promise. El anuncio de esta medida ha tenido tanto éxito que ha convocado a casi el 90% de los estudiantes de secundaria del estado. La financiación de estas becas se sufragará en gran medida con la recaudación de la lotería. Probablemente este es el motivo por el que Obama encontró oportuno hacer la presentación oficial de su propuesta arropado por los representantes políticos de este estado.

Un mercado laboral más justo y competitivo

El objetivo de Obama es reforzar el mercado laboral estadounidense y aunar esfuerzos para que las desigualdades salariales disminuyan.

En su afán por crear una sociedad más educada, la propuesta del presidente norteamericano pasa por hacerla extensible, no solo a los recién graduados de la secundaria sino también a los adultos.

Algunos expertos indican que este proyecto se inspira en un estudio en el que se vincula cómo Estados Unidos construyó la mejor economía del mundo gracias al mejor sistema educativo durante el pasado siglo XX. Estados Unidos fue pionero en universalizar la educación básica gratuita, lo que le permitió contar con la mejor mano de obra del mundo para su despegue industrial.