El mercado laboral está en continua transformación. Las empresas necesitan una flexibilidad fuera de contrato convencional de jornada completa. Externalizar tareas o contratar por menos horas les suele traer a cuenta. De esta necesidad nacen las nuevas formas de trabajar.

Cada día más, las empresas quieren recortar costes para sumar beneficios. Suelen considerar los salarios como una inversión que no siempre les da retorno, ¿qué pasa en épocas donde se requieren más manos o en las que no hay tanta carga de trabajo? Por otro lado, los contratos van asociados al pago de las cuotas a la Seguridad Social. Hay mentalidades empresariales que saben que cuidar a la plantilla es una inversión que les reportará beneficios; sin embargo, otras muchas consideran que solo se tratan de costes que les ha tocado asumir.

Tres nuevas formas nuevas formas de trabajar en las empresas

Más que nuevas formas de trabajo en la empresa, deberíamos decir para la empresa, pues este tipo de compromisos laborales no solo están basados en un contrato laboral, sino más bien en uno de servicios. Es decir, quien los realiza suele considerarse un colaborador o proveedor de la empresa, no una persona empleada.

Veamos con un poco más de detalle en qué consisten estas modalidades que se disfrazan con un atractivo anglicismo:

  • Job sharing. En este caso, las personas así contratadas sí son empleadas, pero no a jornada completa. Es lo que hace unos años se llamaba minijobs. Se contrata a dos personas para hacer el trabajo de una sola y se reparte jornada, salario y vacaciones entre las dos.
  • Crowd employment. Como todo lo que empieza por ‘crowd’, es una actividad que se realiza con la participación de una multitud de personas. En el medio digital suele refiere a una plataforma donde se inscribe mucha gente. En las plataformas que se dedican al crowd employment, lo que se cuelgan son tareas, pequeños servicios que necesitan ser cubiertos por un profesional de manera esporádica. Es decir, no hay contrato laboral.
  • Casual work. Más que una modalidad de trabajo esta es una filosofía de trabajo. Hace referencia al trabajo que se contrata de manera ocasional. Es decir, alguien que efectúa un servicio a través de una plataforma de crowd employment está realizando un casual work. Por lo general, no hay un contrato laboral de por medio.

Nuevas formas de trabajo en 2019

Ventajas y desventajas de estas nuevas formas de trabajo en la era digital

No vamos a decir que todo redunde en beneficio de las empresas y en prejuicio de los trabajadores. Esta flexibilidad puede beneficiar en algunos casos a las personas “contratadas” bajo estas modalidades. Por ejemplo, cuando se quiere una jornada inferior para el cuidado de menores y personas dependientes (aunque para eso ya hay una modalidad mucho más protegida por el derecho laboral).

Pero el hecho es que, aunque uno lo elija por su propias circunstancias, siempre se verán afectadas las ventajas sociales y protección de quien se acoja a esta forma laboral. Los trabajadores que dejan de ser empleados ya no están bajo el paraguas del Estatuto de los Trabajadores y en muchos casos terminan convirtiéndose en falsos autónomos.