La crisis ha revelado también la parte más solidaria de muchas empresas y colectivos. De cara a verano, dos iniciativas nos han parecido muy interesantes: la de la Federación Española de Empresarios de Camping que no quiere que ningún parado con hijos se quede sin pasar unos días de vacaciones y la de la Fundación Educo que, consciente de que muchos niños hacen su principal y a veces única comida en el colegio, no quiere que el fin de las clases sea también el final de este tipo de comidas.

Se calcula que cerca de medio millón de niños se quedarán este verano, con la llegada de las vacaciones y el final de las clases, sin las becas comedor que conceden las administraciones públicas. La situación es realmente preocupante. Y es que, en muchos casos esa es precisamente la única comida completa al día que hacen estos niños y niñas de familias sin recursos. Por esta razón, la Fundación Educo ha puesto en marcha una campaña para ofrecer 96.000 becas comedor en 17 comunidades autónomas.

Las familias que quieran acceder a estas becas deben ponerse en contacto directamente con las escuelas, los campamentos de verano o las distintas entidades colaboradoras y que hayan suscrito por tanto el acuerdo con Educo. A lo largo del curso escolar que termina esta Fundación, que sobrevive gracias a distintas campañas de recaudación de fondos, ha repartido, según Pepa Domingo, su Coordinadora de Acción Social, más de 300.000 comidas en más 160 escuelas de todo el país.

El video de su última campaña, precisamente para concienciar de la importancia de estas 96.000 becas comedor, ha resultado realmente impactante.

 

Por otro lado, por segundo año consecutivo la Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC) ha puesto en marcha el programa Bungalow Feliz. Gracias a esta iniciativa los padres desempleados con niños menores de 14 años podrán disfrutar de una parcela o un bungalow en más de 50 campings de toda España. Eso sí, sólo durante los fines de semana entre el 22 de mayo y el 30 de junio y del 6 al 29 de septiembre. Y es que se trata de esta forma de aliviar un poco la situación de los más de dos millones de familias que tienen a todos sus miembros en paro y para las que salir de vacaciones es un lujo que no pueden permitirse.

Además, al hilo de este tema, no queremos dejar pasar la oportunidad de hablarte otra vez de Tarifas Blancas, una empresa social que se ha convertido en una especie de Groupon que recopila y da a conocer ofertas exclusivas para desempleados. A diferencia de las páginas de cupones tradicionales, en Tarifas Blancas no hace falta descargar o imprimir ningún cupón sino que basta con solicitar en el establecimiento correspondiente la promoción que hemos visto previamente en la web y mostrar la cartilla de desempleo.