300.000 ofertas de empleo, encuestas a más de 9000 empresas y candidatos, el estudio de más de un millón de vacantes y todo ello nutrido con datos e indicadores del INE y del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Este es parte del material que ha recogido y analizado el XXI Informe Infoempleo Adecco 2017 con el fin de ofrecer una panorámica actualizada del mercado laboral en nuestro país durante el pasado año. Un buen dato corona el informe: el volumen de la oferta de empleo se ha incrementado en un  13,13%, lo que supone el mayor incremento producido en la década.

Como en anteriores ediciones, el informe disecciona la oferta laboral atendiendo a diferentes aspectos como son el territorio, los diferentes sectores, las áreas funcionales, las categorías profesionales, la movilidad o la formación.

Un 80,5% de las ofertas de empleo piden experiencia en el puesto

Tener experiencia en el puesto es una de las características más valoradas en un candidato. Se solicita en un 80,5% de las ofertas. Pero no solo conocer de primera mano las funciones de un puesto es importante, la formación del postulante adquiere un carácter fundamental y no solo gracias a los estudios universitarios. Según explica Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, las empresas “también demandan formación, especialmente universitaria, con un 40,5% de las ofertas. Sin embargo, en el último año se ha constatado un hecho que ya veníamos anunciando con anterioridad. La formación profesional ya acapara 4 de cada 10 ofertas de empleo y se consolida como un valor de futuro”.

Aunque se trata de una fortaleza con amplio margen de mejora ya que “Esta demanda creciente contrasta con los bajos salarios que se ofrecen a los profesionales con esta formación”.

¿Estamos preparados para los cambios en el mercado laboral?

El informe incluye una importante novedad. Pone de relieve el trascendente papel que ya juega la tecnología en el mercado de trabajo español. Se ha dedicado un capítulo especial a este macro sector que recoge el alcance de las nuevas profesiones entre las ofertas de empleo: “Economía digital y futuro del empleo en España”. El sector de las TIC (Tecnologías Información y la Comunicación) originó el 12,8% de las ofertas de empleo analizadas. Sin embargo, supone un desafío formulado en la pregunta: ¿Están las empresas y los profesionales preparados para afrontar el cambio de paradigma al que asistimos?

Y el reto se plantea no solo a nivel tecnológico si no también en la sociedad donde se superponen, cada vez más, una gran variedad de perfiles, capacidades, formas empresariales, habilidades, culturas o generaciones que comparten entornos laborales donde interactúan.

Informe Infoempleo Adecco 2017

Los desafíos inmediatos del mercado laboral

En este sentido, para Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco, cabe preguntarnos, “¿estamos preparados para los cambios? Ahora las cosas pasan muy rápido y lo hacen de forma asimétrica. La Inteligencia Artificial, la robótica, las bases de datos, las redes sociales o las criptomonedas están también modificando el mundo del empleo. Hay nuevos perfiles, nuevas profesiones, nuevas relaciones laborales, nuevas habilidades que se exigen a los trabajadores… Quizá por ello, la mitad de las empresas tienen dificultades para cubrir puestos y una parte de ellos, de hecho, se queda sin cubrir. Es la paradoja de la elevada tasa de desempleo y, por otro lado, la falta de profesionales”.

Sin restarle importancia a lo anterior, el responsable de Infoempleo aludía al reto en la gestión del capital humano que plantean las variables demográficas: “el envejecimiento de la población es un hecho y las empresas deben estar más comprometidas con estos profesionales y adaptar sus plantillas a esta pirámide poblacional que tenemos”. Y poniendo el foco en la transformación de las estructuras que imponen las nuevas formas de concebir el mundo y que empujan a cambios necesarios tanto en la cultura empresarial como en las instituciones: “La conciliación es una demanda que requiere que las empresas desarrollen sus políticas de conciliación y las administraciones también deben ser una parte activa en el proceso de conciliación”.

Los jóvenes y los parados de larga duración entre las prioridades del ministerio

Más concretamente a la calidad del empleo su refirió la Secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas García, en el acto de presentación del Informe. Puso en valor el aumento de la oferta de empleo del que se hace eco el documento del que dijo que “se derivan algunas conclusiones positivas y otras no tanto. La buena noticia es que la oferta de empleo en España crece, lo que viene a demostrar que llevamos cinco ejercicios consecutivos de crecimiento”. A lo que añadió que “está creciendo el número de afiliaciones a la seguridad, datos positivos si nos centramos en datos cualitativos, pero el empleo que se ofrece no es de calidad y no se puede considerar un trabajo digno, un trabajo decente. Somos conscientes de que es una realidad a la que hay que poner remedio. Somos conscientes de que gran parte del empleo creado es temporal, no indefinido. Esas personas no pueden planificar un proyecto de vida a largo plazo y esos empleos no están llamados a consolidarse”.

Hizo también referencia al hecho de que hay grupos de población con graves dificultades de acceso al empleo como son los jóvenes y los parados de larga duración para los que ofreció el compromiso de colocar como una de las prioridades en las actuaciones del ministerio del que forma parte.