Inventarte un proyecto innovador capaz de cambiar el mundo merece ser premiado. Hoy tienen cita las 10 mentes brillantes españolas de esta edición, pero ya han sido premiados con este galardón hasta 200 jóvenes de distintas nacionalidades desde 1999.

La versión española de estos premios cuanta ya con una trayectoria de 6 años. En esta ocasión se han hermanado la Universidad Europea junto con la revista MIT Technology Review, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para organizar el evento. La gala de los premios tendrá lugar esta tarde en la Fundación Rafael del Pino.

Los premiados de la edición 2016

Este año se han seleccionado a 10 ganadores de entre los 300 candidatos que se han presentado. Estos son sus nombres y sus méritos:

• Jordina Arcal. Ha creado una aplicación de salud, TCApp, para ayudar a controlar los trastornos en la alimentación y la obesidad en la infancia.

• Luis Cuende. Ha adaptado la tecnología que generó Bitcoin para certificar transacciones, la blockchain, como medio de certificar otro tipo de documentos. Es decir, se ha inventado el notario digital del s. XXI a través de su empresa Stampery.

• César de la Fuente. Ha investigado en el tratamiento con péptidos como sustitutivo del tratamiento con antibióticos, ya que hay cada vez más bacterias multirresistentes a ellos.

• Óscar Flores. Ha montado una plataforma, Made of Genes, donde los usuarios pueden consultar información sobre las secuenciaciones genómicas que se hayan subido al sitio y, al mismo tiempo, las empresas de análisis genómico pueden ofrecen sus servicios a terceros.

• Esther García. El gran mérito de esta premiada es haber diseñado ordenadores y smartphones para personas con necesidades especiales a través de su compañía Eneso.

• Javier Hernández. Ha creado dispositivos de uso diario, como un teclado, un ratón o un sensor que se puede llevar encima, para la detección y medición del estrés.

• Javier Jiménez. Su aportación puede llegar a salvar muchas vidas. Ha diseñado un dispositivo portátil que evita hacer una punción lumbar para detectar casos de meningitis bacteriana y emplea un método nada invasivo.

• Gonzalo Murillo. Este joven investigador ha sacado un método de obtener energía ilimitada para recargar la cantidad de batería que van a necesitar los sensores que hacen que el Internet de las cosas termine siendo una realidad sostenible.

• Blanca Rodríguez. Ha creado la plataforma educativa Smile and Learn para que los padres puedan ofrecer a sus hijos contenidos de aprendizaje on-line y evaluar los progresos que van consiguiendo.

• Carlos Sánchez. Este ingeniero ha pensado en el proceso ortopédico invasivo que deben sufrir las personas con escoliosis y ha creado un corsé de licra con tejidos inteligentes que analizan la postura y avisan sobre cómo se debe corregir.

Todas estas innovaciones cumplen con el objetivo que incentivan los Premios Innovadores Menores de 35. Respaldar esta clase de talento supone un aumento del capital en innovación tecnológica, algo que revierte no tanto en los mercados como en resolver necesidades sociales.