Cuando empezamos con un proyecto, aparte de repartir tareas y establecer comunicación con los miembros del grupo, es necesario tener un archivo común donde todo el grupo pueda tener acceso a los archivos del proyecto o, al menos, hacer fácil la transmisión de archivos de unos a otros. Encontrar un servicio para compartir archivos y para almacenarlos en la nube parece tarea fácil, pero es complicado dar con aquel que satisfaga nuestras necesidades en cuanto a almacenamiento, facilidad de uso, integración entre dispositivos y forma de compartir.

Vamos a hacer un rápido repaso a los servicios más conocidos y profundizar un poco en alternativas al alza que nos han parecido muy interesantes.

Dropbox fue el servicio pionero en almacenamiento online. Es muy fácil de usar y es compatible con todas las plataformas. Además, permite compartir archivos mediante enlace. ¿Dónde tiene el problema? 2 GB de almacenamiento gratuito al principio, lo que se queda un poco corto. De todos modos, es ampliable con el tiempo. Por otro lado, solo permite sincronizar una carpeta.

Google y Microsoft tienen sus propios servicios de almacenamiento en nube. En el caso de Google hace unos meses estrenaron Google Drive, que ofrece 5 GB de almacenamiento gratuito, aunque no parece la mejor opción para empresas, ya que los términos de uso son un poco ambiguos con respecto a la privacidad. Sin embargo, gana puntos gracias a su potente búsqueda interna de archivos, la compatibilidad con múltiples formatos, la creación de documentos online, sus mejoras en trabajo colaborativo y la facilidad para compartir archivos.

Microsoft ha entrado en el mercado del almacenamiento en nube con SkyDrive. Su compatibilidad, al ser un servicio de Microsoft, es limitada, pero ofrece 7 GB de almacenamiento gratuito y edición online de documentos. Eso sí, no permite subir archivos de más de 2 GB.

Entre los servicios menos conocidos, encontramos la aportación de Canonical al almacenamiento en nube, UbuntuOne. Ofrece 5 GB de almacenamiento gratuito que permite gestionar varios equipos y sincronizar varias carpetas, además de la que crea por sí mismo. Está disponible para Linux, iOS, Mac Windows y Android. Pueden compartirse archivos o carpetas con otros usuarios del servicio o mediante URL. Sin embargo, la velocidad de sincronización puede ser un poco lenta.

SugarSync parece que viene pisando fuerte. Permite compartir y sincronizar archivos y carpetas que tú elijas entre múltiples dispositivos de forma muy sencilla y con una interfaz muy amigable.  Te ofrece 5 GB de capacidad para empezar y está disponible para Mac, Windows y Android.

Box es otra opción a tener en cuenta. Puedes sincronizar la carpeta de Box con tus dispositivos o subir los archivos a la nube desde el navegador. Se pueden intercambiar archivos por enlace y almacena los datos cifrados. Además, permite editar documentos en la nube. Ofrece 5 GB de almacenamiento gratuito.

Pero si lo que buscas es compartir archivos de forma rápida, sin complicaciones, quizá lo que te interese sea una opción como Sharefest. Con este nuevo servicio, para compartir simplemente entras en la web, arrastras un archivo y recibes una URL para compartir con quien quieras. Eso sí, de momento sólo funciona con Chrome y Firefox.

Si quieres aprender otras formas de organizar y gestionar proyectos, no te pierdas nuestros cursos.

 

 

Secure Cloud Computing (Flickr) con licencia CC de FutUndBeidl.