La demanda de profesores de español en el extranjero sigue manteniéndose. El español como lengua extranjera (ELE) es una asignatura que se oferta cada vez en más países. Actualmente hay unos 14 millones de alumnos de español repartidos por el mundo. Para dar clases de español en el extranjero, no es preciso contar con una formación específica; sin embargo, cursarla puede suponer la manera de empezar a labrarte este futuro.

Noticias como los 1.000 profesores que se requieren, según los expertos, para dar cobertura a la reforma de la secundaria en Francia (que ha aumentado las horas de enseñanza de lenguas vivas) o convocatorias como la que lanzó en noviembre el Ministerio de Educación, que ofertaba 878 vacantes de profesores de español en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido confirman que esta profesión constituye una salida laboral con demanda.

Aunque hay que tener en cuenta que también hay mercados saturados, como en Reino Unido o en Australia. La situación allí está más parada porque ya hubo un boom en su día y actualmente la oferta está más cubierta. Además, son países donde residen un gran número de hispanohablantes. Por otro lado, la demanda de cada país queda cubierta en gran parte por profesores del lugar, no son los nativos los que ocupan la mayoría de puestos.

Pero se pueden ampliar horizontes. En lugares como Tailandia, Vietnam, Corea del Sur, China, India, Rusia, Costa de Marfil o Marruecos hay demanda. En muchos de estos casos el conocimiento de la lengua nativa es, por supuesto, una gran ayuda, pero de ningún modo imprescindible.

Español como segunda lengua

Por qué hacer un curso es la mejor opción para rentabilizar tu tiempo

No es lo mismo conocer el lenguaje como hablante que tratar de enseñarlo. Para lo segundo hay que tener, entre otras, nociones avanzadas de léxico, morfología, gramática y sintaxis. Un curso específico para formarte como profesor ELE te aportará las competencias necesarias para afrontar con eficiencia la profesión. Además, te proporcionará una titulación que reforzará tu candidatura ante una vacante.

Hay programas muy completos que ocupan todo un curso escolar, como el que ofrece Inesem Formación Continua, que resulta 100% bonificable si eres un trabajador en activo para empresa privada. También bonificable es el que ofrece Cálamo y Cran, que además está reconocido por la Universidad Europea de Madrid. E igualmente reconocido por una universidad es el de Euroinnova, una doble titulación de profesor ELE y formador de formadores que cuenta con el respaldo de la Universidad Antonio de Nebrija.

La mayoría de estos cursos te orientarán también sobre cómo desenvolverte en el extranjero, los requisitos que se solicitan para contratar a profesores ELE y en qué países hay mayor demanda de esta profesión. Además puedes optar por cursar un máster o posgrado orientado a esta área profesional.