¿Quién no tiene un perfil en alguna red social? Que levante la mano 🙂
La mayoría de las personas ya tenemos un perfil en alguna red social, y si eres emprendedor o empresa mucho más.
Las redes sociales son una poderosa herramienta de comunicación, ya que se puede llegar a gran cantidad de público, segmentar por lo usuarios que te interesan llegar y analizar cómo interactúan.

Si no pagas no apareces

Las reglas del juego han cambiado y como en toda empresa, se quiere ganar dinero, y en las redes sociales se ha venido observado esta tónica, que si no pagas no apareces, o por lo menos se ha notado mucho más en las redes sociales como Facebook e Instagram; las que son más generalistas y con más usuarios activos.

Saber en qué red social debemos estar

Contamos con muchísimas redes sociales, saber en cuál debemos estar es crucial para focalizar esfuerzos y recursos. Detectar también cuales son para uso más personal y las que son más profesionales. Te voy a hablar de las más conocidas y utilizadas:

  • Facebook, perfil para temas personales y profesionales, pero con un lenguaje más cercano, para crear seguidores.
  • Fan page para temas profesionales.
  • Twitter, puedes tener dos perfiles, uno profesional y otro personal, depende del tiempo que tengas para gestionarlos. Pero siempre utilizándolo con “sentido común”
  • Instagram, profesional, personal. Muy buen canal para venta de productos, y estrategia de marca personal.
  • Linkedin profesional.
  • beBee, es profesional en la que se profundiza con afinidades o hobbies y fomentan la colaboración.

redes sociales

 No hace falta estar en todas las Redes Sociales

Ya habrás oído muchas veces, que no hace falta estar en todas, pero también es cierto que dependerá de tu negocio o empresa, ya que si es una empresa generalista deberá dar soporte en todas o por lo menos en la gran mayoría.

Las redes sociales son un canal más de comunicación, de atracción de clientes y de atención al cliente. Por lo que saber gestionarlas correctamente es muy importante para tu negocio.

Es diferente una empresa que un autónomo, partiendo en el primer caso que habrá una persona que las lleve y en el segundo, probablemente seas tú quién las gestione y son muchas las tareas las que tienes que hacer durante todo el día. Por eso es importante focalizar esfuerzo y saber gestionarlas bien.

Los puntos que te describo a continuación sirven para cualquier empresa o emprendedor.

  • Detectar dónde está tu público objetivo.
  • Elige la red o redes sociales en las que se encuentra tu público y crea solamente los perfiles que vas a poder gestionar. Da muy mala impresión empezar con fuerza, y al tiempo dejarlos sin actividad, el cliente creara que has cerrado el negocio.
  • Los objetivos de las redes son:
    – comunicar
    – crear una comunidad a tu alrededor,
    – exponer tus conocimientos
    –  aportar contenido de calidad,
    – exponer tus servicios o productos
    – vender
  • Debes definir objetivos, de corto a medio plazo
  • Saber dónde quieres ir
  • Cómo lo vas a lograr
  • Tiempo en lo que lo vas a lograr

Planear una estrategia

Es muy importante elaborar una estrategia de acciones y hacerlo por escrito. Esta estrategia no es inamovible, puede ir variando con el tiempo, pero te dará seguridad de cara a la gestión para intentar seguir los pasos que te has propuesto.

Si eres emprendedor/ autónomo a los puntos anteriores  hay que sumar si quieres desarrollar solo una estrategia comercial o también de marca personal, porque la estrategia en marca personal si no la haces bien puede volverse en tu contra.

Cuida tus publicaciones privadas, si tu fin es ser cercano, hazlo, pero siempre con unos objetivo y una estrategia, no publicar por publicar, publica contenido que aporte valor a los usuarios.

Tus publicaciones dicen mucho de ti, de cómo eres y de cómo proyectas esa imagen a los demás.

Crear un contenido relevante, de valor para tu audiencia, te dará credibilidad, quedarás como un referente en tu nicho, y crearás una comunidad fiel a ti y a tus publicaciones.

La línea entre las publicaciones privadas, personales y profesionales es muy delgada, recuerda NO publicar nada que a una madre o un padre no le gustaría ver. Es mi recomendación y pensar antes de hacer click.

Sé fiel a ti mismo, a tus valores, y que tus publicaciones, aunque sean de ámbito personal, aporten para tu vida laboral. Recuerda lo que públicas en Internet se queda.

Si te ha resultado útil este post, tienes alguna sugerencia, comentario o necesitas más información no dudes en dejarme un mensaje, estaré encantada en poder ayudarte.