Para comprobar si alguien está mintiendo, muchas veces se recurre al típico “repítelo mirándome a los ojos”. Sabemos que la mirada tiene una expresividad especial, que dice más de lo que tu interlocutor está dispuesto a confesar. En el campo de recursos humanos, saber interpretar lo que hacen los ojos es una herramienta más asociada al lenguaje no verbal que permite extraer conclusiones. Pero ¿y si este trabajo lo hiciera una máquina?

Los avances tecnológicos asociados a la neurociencia están dando resultados asombrosos en la creación de software especializado en medir las reacciones humanas ante determinados estímulos, como por ejemplo una entrevista de trabajo. Por eso el ámbito del los RRHH las acoge con un interés particular.

Más cerca de leer la mente

Una de las máquinas que está teniendo éxito en esta clase de tecnología de reclutamiento es el EyeDetect. Es capaz de detectar los movimientos que realizan los ojos ante una pregunta directa e interpretar su significado. Estamos hablando de una máquina de la verdad sin necesidad de engancharse a un aparato. Es decir, mucho menos intimidante para alguien que va a ser evaluado.

Comenzó a funcionar en 2014 en Estados Unidos de la mano de Conversus, sus promotores. Se gestó a partir de las aportaciones de científicos reputados en el campo de la psicofisiología, como John Kircher, Doug Hacker o el propio David Raskin, uno de los referentes mundiales en el ámbito del polígrafo. Su eficacia viene avalada por diversos estudios y por la Universidad de Utah, donde se empezó a desarrollar la idea.

En la actualidad, cuenta con más de 130 clientes repartidos por todo el mundo. En Europa, la primera empresa que ha reconocido que la usaba es Midas. Técnicos de la compañía se han sometido a un cuestionario en el que se les preguntaba por su forma de trabajar. El objetivo no era otro que demostrar que no mentían y que cumplían con el decálogo de esta compañía. Se trata de una campaña de comunicación para mejorar la imagen de sus talleres mecánicos ante los clientes.

Una máquina de la verdad en el trabajo

Desde un punto de vista jurídico, este tipo de tecnología se regiría por lo estipulado para el uso del polígrafo. Emplearla en una entrevista de trabajo es legal siempre que se cuente con el consentimiento expreso de quien se tiene que someter a ella. Si se quiere utilizar como prueba en un proceso judicial para sancionar o despedir un trabajador, no se admitiría.

En cuanto a la fiabilidad para las empresas del EyeDetect, un reciente estudio publicado en la International Journal of Applied Psychology señala que la precisión de esta máquina a la hora de detectar el engaño es del 85%, y que esta precisión es la misma tanto para hablantes en inglés como en español.