Si te encuentras en desempleo, en búsqueda de nuevos retos profesionales, acabas de finalizar tus estudios, o bien, estás trabajando, pero no te importaría “escuchar  nuevas ofertas”, lo más probable es que, si has decidido poner en marcha un proyecto de desarrollo profesional o de búsqueda de empleo, te hayas puesto a barajar una serie de variables que podríamos agrupar, básicamente, en tres grandes grupos, a saber: aquello que sabes hacer -en lo que realmente eres bueno- (competencias, habilidades, experiencia, formación, aptitudes…), aquello que quieres hacer -si te gusta y te motiva, mejor que mejor- (gustos, intereses, motivaciones, valores…) y aquello que el mundo necesita (entorno laboral, necesidades, oportunidades, mercado laboral…).

Cambios del mercado laboral

El mercado laboral está en constante cambio -algunos hablan de cambio de época-, la tendencia es al trabajo por proyectos, la red de contactos ha pasado a ser determinante, las empresas van variando sus procesos de reclutamiento y, los/as profesionales, hemos de ir ajustando nuestra estrategia a las demandas y cambios que van surgiendo. Teniendo en cuenta lo anterior y, a sabiendas de que son múltiples las fuentes que se pueden consultar, sí me gustaría abundar un poco en la importancia de conocer nuestro entorno laboral.

El vigésimo Informe Infoempleo Adecco vuelve a poner de manifiesto que, la realidad del empleo en España, es cambiante y compleja. Una realidad, que se verá está viendo afectada por la presencia de multitud de cambios, la mayoría a velocidad de vértigo, y vinculados a las nuevas tecnologías. Internet, IoT, inteligencia artificial, deep learning, big data, digitalización…, han venido para quedarse. Y, una de las dudas que no dejan de asaltarnos es, si las oportunidades que van a llegar de la mano de la transformación digital podrán paliar la supuesta pérdida de puestos de trabajo asociados a la misma.

Algunos datos del XX Informe sobre empleo

Si nos adentramos un poco en el informe, podemos rescatar los siguientes datos:

  • Un año más, si fijamos la mirada en regiones, la Comunidad de Madrid se mantiene como la región líder en generación de oferta de empleo en España, acaparando el 26% de la oferta total, seguida de Cataluña y País Vasco.
  • En cuanto a los sectores, seis de cada diez (57, 78%) ofertas de empleo generadas en nuestro país durante 2016 pertenecían al macrosector servicios. Le siguen Industria (26,94%), TIC (12,48%), Construcción (2,26%) y Agricultura, pesca y marinería (0,54%).
  • En relación con los requisitos, siguen imperando variables cuantificables. Edad y, sobre todo, experiencia, copan todo el protagonismo.  En el 79,55 % de las ofertas de empleo aparece el requisito de contar con una experiencia media de unos 3,35 años. Titulación universitaria (42,2%), Formación Profesional (32,8%), e Idiomas (34, 73%) van ganando enteros.
  • Los perfiles profesionales más valorados son aquellos que reúnen: rápida adaptación al cambio, buen nivel de idiomas, disponibilidad geográfica, experiencia en entornos multiculturales y uso intensivo de las nuevas tecnologías.
  • Si nos fijamos en la distribución funcional de las ofertas de empleo, el área comercial aparece como líder con 34,03% seguido de Ingeniería y producción (22,55%), Tecnologías (8,57%) y Compras, logística y transporte (7,53%).

Canales para encontrar información sobre empleo

Al hilo de lo anterior y, sin pretender ser excesivamente minucioso, sí me gustaría dejar constancia de la importancia del análisis del entorno a la hora de perfilar tu futuro laboral; un análisis que, al menos, ha de recorrer estos tres niveles (fuente: Barcelona Activa): entorno socioeconómico (tendencia global del mercado de trabajo, variables demográficas, económicas y socioculturales y su incidencia en el mercado laboral…), sectores (tendencias, crecimiento, condiciones, perfiles profesionales, mayor demanda…) y tu ocupación (trata de “desmenuzarla” todo lo posible: formación, experiencia, funciones, competencias, condiciones, perspectivas…). Llegados hasta aquí, te preguntarás dónde puedes encontrar información al respecto:

  • Prensa especializada, Informes del SEPE, Informe Infoempleo/Adecco
  • Portales y webs temáticas
  • Conferencias, presentaciones y eventos
  • Análisis de ofertas de empleo
  • “Rastrea” empresas y perfiles de profesionales en las RRSS. Accede a trabajadores/as y extrabajadores/as.
  • Pregunta a tu red de contactos. Practica networking.
  • Explora tendencias: Google Trends y Google Scholar, te pueden ser muy útiles.
  • Consulta, tras entrar en tu perfil, www.linkedin.com/indemand/ y conocerás cuáles son las empresas más atractivas, sus ofertas de empleo, a sus trabajadores/as, aptitudes requeridas, etc.
  • Localiza a aquellos/as que ya ocupan la posición que tu “ansías”. Analízalos/as, utiliza las RRSS (Twitter, LinkedIn), lee sus blogs, en qué consiste su trabajo, requisitos, responsabilidades, qué ofrecen, demanda/necesidad no cubierta, oportunidades, avances previstos, existe suficiente demanda, dónde están las ofertas… Practica el benchmarking
  • Analiza aquellas empresas que sean de tu interés: actividad, sector, tamaño, productos, trabajadores/as, valores, misión, visión, identidad, quién contrata, cómo contrata, qué canales utiliza…

Algunas conclusiones

Bien, con la información anterior y siendo conscientes de que este momento es tan bueno -o tan malo- como otro cualquiera (precariedad laboral, incertidumbre, crisis de valores…), ponte en acción, baraja oportunidades y toma conciencia de que no estás solo/a, es decir, hay más personas en tu situación y, a no ser que te dediques a algo estrafalario, novedoso, sin competencia, muchas de esas personas también pretenden ganarse la vida con aquello que tú haces y, muy posiblemente, en el entorno en el que tú lo haces. De ahí la importancia de conocer a tu competencia, pero, también, de analizar el entorno laboral en el que deseas “establecerte”. Como ya he mencionado, recaba toda la información posible de las empresas a las que quieres optar o de aquellos/as profesionales a los que quieras “emular”.  Analízala, aprovecha el autoconocimiento para buscar tu valor diferencial, tus fortalezas, dale forma a tu producto, busca necesidades, debilidades, oportunidades…, delimita tu propuesta de valor (en el libro Generación de Modelos de Negocio ésta se puede “asentar” sobre 11 elementos), monta una estrategia, “lanza” tu mensaje y trabaja tu red de contactos. Tus posibilidades se “dispararán”.

¡Es tu momento!

Muchas gracias por leerme 😉