Hace ya bastante tiempo leíamos que España era el país con mayor sobrecualificación laboral. Los llamados “sobrecualificados” son personas altamente formadas que acaban trabajando en empleos en los que no se requiere dicha formación. Según el último informe de la Fundación C Y D, casi cuatro de cada diez graduados superiores fueron contratados para tareas de bajo nivel de cualificación en el año 2012. Y es que tener un currículo sobrecualificado en ocasiones puede suponer un problema para encontrar trabajo. Pero, ¿cuándo se está lo suficientemente formado?, ¿acaso es malo seguir formándose?.

Los datos no son nada alentadores, pero que a día de hoy uno no pueda acceder al puesto de trabajo para el que se ha estado o se está preparando a conciencia no está reñido con que en un futuro no vaya a poder optar a él. El mercado laboral está en constante evolución, por lo que seguir formándose es imprescindible. Aunque obviamente tampoco es garantía de nada, ya que además de la preparación resulta fundamental la práctica y la experiencia.

Una de las opciones a tener en cuenta son los postgrados, una de las alternativas preferidas para seguir estudiando después de la universidad. Las opciones para realizar un postgrado son muchísimas ya que en la actualidad se imparten más de 5.000 en toda España, así que será importante saber elegir qué máster o postgrado realizar. Pero antes, habrá que reflexionar sobre los motivos que nos llevan a realizar un posgrado y si es lo que más nos conviene en ese momento.

A continuación te damos algunas razones por las que optar por cursar un posgrado:

Acceso a una profesión que requiere una cualificación específica. Hay muchas profesiones que requieren un título de posgrado como requisito de entrada. Algunos ejemplos son la enseñanza en Educación Secundaria, la abogacía o la psicología sanitaria, entre otros.

– Mayor especialización en tu materia. Si te gustan los estudios que estás cursando o los consideras una pasión es muy probable que quieras seguir especializándote en ellos con un postgrado. Lo importante es tener claro dónde te pueden llevar profesionalmente y no escogerlo al azar.

– Cambio de rumbo profesional. Muchas personas optan por realizar estudios de posgrado de otra materia que poco tiene que ver con sus estudios universitarios con el objetivo de tener conocimientos en dos o más disciplinas. Esto supone un plus para optar a un mayor abanico de puestos de trabajo o para acceder a un sector diferente.

Mejora de las perspectivas de empleo. El mercado laboral es cada vez más competitivo, lo que obliga a muchos estudiantes a seguir formándose para convertirse en un candidato más fuerte ante una oferta de trabajo. Aunque recuerda que un postgrado no es garantía  de encontrar un empleo a medida. Tampoco coleccionar títulos de postgrado es sinónimo de mejora económica.

Tejido de una red de contactos profesionales. Además del personal docente de un máster,  muchos de los alumnos que los cursan ocupan cargos importantes en empresas o están bien posicionados en su sector. Es un buen momento para empezar a tejer esa red de contactos que nos pueda servir en nuestro futuro profesional.  Además, no habrá nadie mejor que alguno de tus compañeros de clase si quieres emprender un nuevo proyecto.

Prácticas / Bolsa de trabajo. Muchos de los estudios de postgrado incluyen prácticas en empresas para poder terminar la formación con una experiencia profesional y poder asentar así todos los conocimiento adquiridos. Además, puede convertirse en una buena manera de abrirse una puerta en una empresa que de otra forma sería difícil acceder. Por otra parte, muchos centros también incluyen una bolsa de empleo a disposición de los alumnos y ex-alumnos.

– Posibilidades de financiación. Uno de los puntos críticos a la hora de decidirse por hacer o no un postgrado suele ser el aspecto económico ya que puede suponer un esfuerzo muy grande para el estudiante o su familia. Afortunadamente, cada vez encontramos más alternativas para poder financiar nuestros estudios de postgrado.

Si necesitas ampliar información te recomendamos que visites nuestro Especial Máster y Postgrado. En él encontrarás respuesta a muchas de las preguntas que uno se plantea a la hora de decidirse por un postgrado.

Imagen: Graduation Cake Guy de David Goehring