Vamos a cambiar el punto de vista sobre tu currículum. Imagínate que eres un reclutador completamente inmerso en un proceso de selección. La cantidad de CV recibidos te agobia y te queda por delante toda una larga jornada de revisión. Solo quieres encontrar lo que la empresa busca y dejar a un lado lo que no te valga. ¿Pasará la primera criba tu CV? Recuerda añadir todos los cambios a tu perfil de Infoempleo.

Algunos aspectos que todo reclutador adora

  • Orden, limpieza y buen gusto. Aquí se selecciona más por defecto que por exceso. Es decir, un CV que no cumpla al menos las dos primeras condiciones, orden y limpieza, tiene muchas posibilidades de terminar descartado. Es importante que se vea la información bien jerarquizada para que el seleccionador localice lo que le interesa rápidamente. Si, además, los elementos están colocados con gusto, llamará la atención de manera positiva sobre el resto de perfiles.
  • Estructura bien definida. Los datos de contacto primero, después van la experiencia laboral y la formación. Si tienes un perfil senior, coloca primero la experiencia; si tienes un perfil junior, prioriza la formación. Al final quedan los apartados de habilidades y datos de interés. También puedes aprovechar los márgenes para optimizar el espacio y colocar ahí los datos de contacto y la foto. pero ten en cuenta que no quede todo demasiado abigarrado. Recuerda la primera condición: ordenado y limpio.
  • Los datos de contacto que sean lo primero. Tienen que distinguirse al primer golpe de vista. No deben faltar, por supuesto, el nombre completo, un teléfono de contacto en el que realmente estés localizable y la dirección de email que más emplees. Otros datos interesantes son tus nicks de Twitter y de Skype, si hay algún hastag profesional en el que suelas conversar, tu dirección del perfil de Infoempleo o la de LinkeIn, o bien otros datos de redes sociales si las empleas de manera profesional.

mejora tu CV

  • Que sea pertinente. Plantéate cuánto cuadra la oferta con tu perfil, ¿cumples más o menos con los requisitos que se están pidiendo? Si no es así y a pesar de todo quieres probar a presentarte, trata de orientar tu perfil a la oferta. No te decimos que mientas en tu CV, sino que destaques aquello que creas que puede interesarle más a los reclutadores.
  • Resumido, no extendido. Hay veces que uno se anima a contar demasiado. Está bien que detalles algunos aspectos, pero busca un equilibrio. Vuelve a ponerte desde el lado del reclutador y la pila de currículums que tiene que revisar. Relee tu CV ahora desde esta óptica, ¿no eliminarías unas cuantas cosas? ¿qué destacarías más? Una buena idea es poner debajo de tu nombre la profesión que te define o una pequeñísima bio de un par de líneas.
  • Los detalles se quedan en segundo plano. Con lo antedicho, no queremos dar a entender que entregues un CV demasiado esquemático. Puede que tu perfil sea seleccionado para una segunda criba y entonces será revisado con más atención. En ese momento, detallar algunos aspectos puede ser clave para superar también esta parte del proceso. Es decir, mide muy bien qué crees que al seleccionador le gustaría ver en ese momento, pero ponlo en segundo plano claramente diferenciado. Usa un tamaño de letra menor o en color gris en lugar de en negro… algo que aligere visualmente, pero no lo elimines si es realmente interesante.
  • Añadir un plus que diferencie tu perfil del resto. Por un lado, adapta tu CV a la época en la que vivimos. No reutilices la misma estructura que seguías hace 10 años porque el mundo laboral está sufriendo una gran transformación. Por otro lado, aprovecha, por ejemplo, la eficacia de cosas sencillas como las keywords. Pueden ayudarte más de lo que imaginas a encontrar empleo.

Inscríbete en Infoempleo y encuentra las mejores ofertas