La reputación online, la imagen que tienes en la red, puede condicionarte a la hora encontrar empleo. Tu Marca Personal es un activo que debes forjar con el paso del tiempo y que, en multitud de ocasiones, puede ser decisivo en el momento de optar a un puesto de trabajo, más aún que tu currículum. Las redes sociales suelen ser un aliado fiel en este ámbito. Sin embargo, debes cuidar ciertos aspectos si no quieres que el efecto boomerang acabe por arruinar tu reputación online y las posibilidades de acceder a ese empleo que tanto te interesaba.

Errores en reputación online

1. Abandonar los perfiles en redes sociales

Creemos que por estar presente en los canales sociales nos va a venir todo dado. Sin embargo, muchos de los usuarios no dedican esfuerzos suficientes para mantenerse visibles. Por ello, gran cantidad de reclutadores desechan estos perfiles al no detectar un movimiento constante en ellos. Linkedin es, quizá, el ejemplo más paradigmático: muchos trabajadores abren un perfil y sin actualizarlo, lo abandonan. De esta forma, generan una imagen de dejadez que puede acabar siendo negativa a ojos de los reclutadores.

2. Enviar el CV indiscriminadamente

El polo opuesto al caso anterior es el de aquellas personas que deciden usar las redes sociales para enviar su currículum de forma indiscriminada a todos sus contactos. Las RRSS son una herramienta fantástica para contactar con personal de Recursos Humanos y profesionales que pueden ayudarte a encontrar trabajo, pero antes es necesario establecer una relación con ellos. Enviar el CV a una persona por redes sociales sin conocerla, hará que esa persona no se sienta predispuesta a valorarlo. La confianza es un valor clave si quieres tener posibilidades reales de encontrar empleo.

3. Crear un blog y no actualizarlo

Sucede lo mismo que con el punto 1. Crear un blog es una fantástica forma moldear tu marca personal y demostrar aquello que sabes. Con el paso del tiempo, si tu espacio adquiere notabilidad puedes convertirte en influencer y ser un reputado profesional. Sin embargo, crear un blog y no actualizarlo es una idea nefasta que dará una mala imagen de ti y de tu trabajo.

Otro error es intentar vivir de las rentas y reciclar constantemente los mismos artículos en redes sociales. Es necesario crear contenido con periodicidad para lograr los objetivos que se pretendes conseguir creando un blog. Además, puedes ganar reconocimientos por tu trabajo como es el caso de los #PremiosBlogs2017 creados por Infoempleo e IMF Business School donde se premian la constancia, la pasión y el talento que conlleva mantener un blog. Puedes votar a tus favoritos y ganar 6 tarjetas regalo por un valor de 50€.

 

Premios a los mejores blogs de 2017

4. Escribir mal

Es, probablemente, el error más común dentro del mundo online. En general tenemos muchas carencias a la hora de escribir, ya sea en un blog o en nuestras RRSS. Eso puede hacerte perder credibilidad. Otro fallo habitual es llenar todo el contenido de mayúsculas innecesarias.

5. Mentir

Puesto que (aparentemente) nadie te conoce de una forma cercana en internet, puede parecer una buena idea encajar alguna mentira sobre ti, bien sean falseando alguna parte de tu currículum o aparentando dominar ciertos conocimientos que no tienes para darte algo de importancia. Sin embargo, si logras alcanzar cierta notoriedad todas esas mentiras pueden descubrirse y saldrás muy perjudicado, perdiendo toda la credibilidad que habías adquirido.

Ahora es el momento de poner en práctica estos consejos y no hacer aquello que pudiera poner en jaque tu reputación online. La marca personal debes construirla desde unos cimientos sólidos y será una tarjeta de presentación inmejorable para acceder a multitud de puestos de trabajo.