Quizás nunca te lo hayas planteado, pero trabajar en el sector de las energías renovables es una opción laboral que puede resultarte muy interesante. En los últimos tiempos ha ido adquiriendo una mayor presencia y ha despertado un gran interés como consecuencia del cambio climático y la escasez de combustibles fósiles.

De esta forma estamos presenciando un importante cambio en el sector de la energía y movilidad. Además, según el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España 2015, “las energías renovables es un sector estratégico en todas las economías mundiales y más lo será después de los Acuerdos de París, en los que ha quedado claro que las energías limpias son y serán la herramienta fundamental en la lucha contra el cambio climático“.  Este informe también señala la repercusión que tiene en el PIB español. En  2015 aportó 8.256 millones de euros (un 0,76%), lo que representa un 7,7% más que el año anterior. Y si hablamos de los datos de empleo, durante el pasado año logró generar 75.475 puestos, un 0,5% más que en 2014.

Para conocer un poco más acerca de la profesión y a los profesionales que forman parte de ella, hemos entrevistado a Jon Zabala, graduado en Energías Renovables y a José Ignacio San Martín, Director  de la Escuela de Ingeniería de Eibar.

El perfil del estudiante de renovables

Lo primero que debes tener en cuenta para dedicarte al sector de las renovables es que es fundamental adquirir una formación específica. Para ello Jon Zabala nos indica cuáles son las cualidades necesarias del estudiante ideal:

  • Es fundamental tener una buena formación previa en matemáticas, física y química.
  • Contar con actitudes personales de iniciativa, capacidad de cooperación en equipo, organización personal del trabajo, liderazgo, responsabilidad e interés por la aplicación práctica de los conocimientos para la resolución de problemas reales.
  • Ser consciente de la necesidad de respetar al medio ambiente, de tomar medidas que promuevan el ahorro y la eficiencia energética en su vida diaria, de contribuir dentro de sus posibilidades, a un cambio del modelo energético hacia otro más sostenible.

En el caso de Zabala todo fue cuestión de vocación: “A decir verdad siempre supe que quería dedicarme a la ingeniería, aunque al principio no me había decantado por un ámbito en concreto. Al ver las opciones que me brindaba el mundo de la ingeniería, observé que se creaba una nueva especialización en un campo emergente lleno de posibilidades de empleo e innovación. Por lo que finalmente me decanté por el grado de ingeniería de energías renovables“. Así este profesional, que se define como dinámico, perseverante y exhaustivo, asegura que este sector es muy cambiante y no apto para personas que quieran monotonía en el trabajo sino que hay que estar lo más actualizado posible para no quedarse a atrás.

Salidas profesionales

Algunas de las opciones de trabajo que ofrece esta especialización son:

  • El desarrollo de proyectos en el ámbito de las Energías Renovables (fotovoltaica, eólica, solar térmica, geotérmica, tecnologías de generación y almacenamiento de la energía, etc.)
  • Mantenimiento
  • Evaluación de recursos energéticos renovables
  • Auditorías energéticas de edificios e instalaciones

Pero especializarse en esta área abre también abre las puertas a otros puestos de trabajo como el de las instalaciones de gas, instalaciones térmicas de los edificios, instalaciones eléctricas de baja, media y alta tensión, instalaciones frigoríficas y en instalaciones de suministro de agua. Sin embargo el conocimiento entre los estudiantes es escaso. Son pocos los centros que imparten esta formación y las empresas no siempre tienen claro cuáles son las capacidades de los profesionales formados en esta área.

Búsqueda de empleo y mejora profesional

cables eléctricosPara José Ignacio San Martín, Director  de la Escuela de Ingeniería de Eibar. lo primero sería redactar un buen currículum personal que recoja los aspectos más destacados de su formación, incluyendo los aspectos novedosos que los diferencian del resto de las ingenierías del sector energético, como la formación universitaria en tecnologías para las energías renovables, programas informáticos avanzados, conocimiento de idiomas, aspectos de movilidad internacional, prácticas en empresas del sector de las energías renovables y centros tecnológicos punteros”.  También recomienda “estar conectado a redes sociales orientadas a las empresas, los negocios y el empleo.

Según indica el profesor la mayoría del alumnado se ha matriculado en Másteres Universitarios de Investigación. Otros, en cambio, han decidido tomar el camino de la docencia o bien han comenzado su carrera laboral, concretamente en la industria.

Respecto a las perspectivas de futuro, San Martín, asegura que hay opciones laborales en centros tecnológicos y en empresas energéticas. Además augura un futuro prometedor a las energías renovables en nuestro país gracias a que pronto se aplicarán nuevas directivas europeas, que a día de hoy ya están en vigor en otros países de nuestro entorno.

Para aquellos que quieran explorar opciones internacionales, es importante que investiguen dónde se encuentran las empresas energéticas españolas. Muchas de ellas actualmente están invirtiendo en países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Canadá, África, Iberoamérica, etc y suelen recurrir al talento patrio para cubrir sus vacantes internacionales.