Si has terminado tu formación o te queda poco seguramente quieras ponerte a prueba y empezar a buscar tu primer empleo. Lo información es muy abundante tanto por la que está disponible en internet como por todos los consejos que te darán quienes tienes alrededor. Te ofrecemos esta sencilla guía con las cuestiones imprescindibles.

1. ¿Quién eres como profesional? Haz tu CV

En un primer CV resaltará la formación sobre la experiencia. Esta es una máxima que tendrás que tener en cuenta en lo sucesivo: adecuar tu perfil a la oferta de empleo. Para ello, recopila toda la formación que tengas y esté relacionada con el puesto y oriéntala hacia las características de la oferta de empleo. Para hacer tu primer CV, lo mejor es hacer que resalten las habilidades y las aspiraciones. La experiencia laboral será algo en lo que no podrás extenderte mucho. En este apartado incluye las actividades de voluntariado, si has hecho pequeños trabajos, como estar al cuidado de niños o haber trabajado esporádicamente en el negocio familiar. Puedes aprovechar para extraer las habilidades y competencias aplicándolas a cada una de estas experiencias laborales. Valora también si quieres traducir tu CV al inglés para ampliar al nivel internacional tus posibilidades de empleo. Esto puede servirte también para ofrece tu candidatura a empresas multinacionales.

2. Consigue experiencia laboral

Busca prácticas en empresa. Conocer una empresa por dentro te dará acceso al mundo laboral donde podrás aprender a moverte y sabrás quién es quién. Llegado el momento tendrás la oportunidad de poner en práctica tanto los conocimientos que has adquirido como tus propias habilidades. Y lo mejor de todo: descubrirlas. Conocer de cerca la estructura de una empresa te permitirá elegir más adelante hacia dónde dirigir tus pasos. No olvides incluir cada experiencia, por pequeña que sea, en tu CV para que esté siempre actualizado. Con el tiempo podrás empezar a desechar aquella que no se ajuste pero de momento tienes que demostrar ganas y tener una actitud proactiva.

3. Dónde buscar tu primer empleo

Cuantas más personas sepan que estás a la búsqueda de empleo más aumentan las posibilidades de que aparezca una oportunidad. El 35,6% de los empleados han conseguido su actual trabajo gracias a los contactos personales. Ábrete una cuenta en LinkedIn e incluye tu CV en nuestro portal de empleo . Acude a eventos de networking o allá donde sepas que se reúne tu sector como conferencias o eventos. Ve con una tarjeta preparada con tus datos de contacto y perfiles en redes sociales. Esto los dejará impresionados. Inscríbete como demandante de empleo en las oficinas de tu comunidad. De esta forma entrarás a formar parte de bases de datos donde los reclutadores consultan. Las bonificaciones a empresas para contratación de jóvenes en su primer empleo también pueden beneficiarte.

Tu primer empleo en cinco pasos

4. Cómo promocionarse e ir construyendo una buena marca personal

Hasta ahora las redes sociales te han servido exclusivamente para las relaciones personales pero es hora de empezar a utilizarlas para encontrar un empleo. Por otra parte hay que saber que un 88% de los reclutadores husmean tu perfil digital. Haz una buena limpieza de aquella información digital que no favorezca tu imagen como trabajador. Consigue una serie de prendas para acudir a las entrevistas de trabajo o a los eventos de networking. Tendrás que fijarte en la etiqueta. En algunos sectores se permite ir más informal que en otros. Hazte con unos zapatos limpios y relucientes y una camisa que te siente bien. El blanco es un buen color neutro y favorecedor. Prepara un pequeño discurso de un  minuto, un elevator pitch el que incluyas tus aspiraciones y qué puedes ofrecer. Te vendrá bien en los encuentros con otros profesionales. En esta tarjeta de presentación oral orienta la especialización de tu formación a un  escenario laboral.

5. Eleva tu proactividad

Recopila información sobre tu sector. Conoce las empresas más importantes, investiga quienes son las figuras clave, aquellos que están innovando o los que fueron pioneros. Sigue en redes sociales a los profesionales más relevantes, tendrás una fuente de información muy precisa sobre los intereses de las empresas que pueden servirte para entrevistas de trabajo posteriores.