¿Nervios en los exámenes de selectividad? Pues te aseguro que no los cambiarías por los que sufren los estudiantes chinos y surcoreanos. La gao kao y la suneung son las pruebas que deciden el futuro de los jóvenes de estos países. En Corea del Norte todas las disciplinas se evalúan en un solo día; en China, solo una cuarta parte de los que se examinan aprueban.

Drones vigilan que no saques la chuleta

Para los chinos, los años de estudiante no son una época que recuerden con cariño precisamente. Se trata del periodo en el que más suicidios se cometen. Con los estudios no solo se juegan su futuro, sino también el honor de toda su familia.

Cuando llega la fecha, se paralizan las obras de las calles y los bailes vespertinos tradicionales para no molestar con el ruido a los concentrados estudiantes.

El año pasado se colocaron dispositivos antiterroristas en los institutos en los que se celebraba el “examen supremo” o gao kao.

Este año una flota de drones vigiló que nadie se copiara en los exámenes en Luoyang, una de las ciudades del gigante asiático. Si hubiesen pillado a alguno, lo hubieran multado y no le hubieran dejado que se volviera a presentar hasta que no transcurrieran tres años. Se han instalado además, cámaras de video en 280.000 clases y sistemas de reconocimiento de la huella digital para evitar suplantaciones de identidad.

También hay que decir que el año pasado se detectaron sistemas de copia bastante sofisticados. Se llegaron a emplear gafas con receptores integrados y camisetas con transmisores de móvil y radio ocultos.

Tu propia familia te arresta en casa para que estudies

Los surcoreanos son los que mejores notas sacan en el famoso informe PISA y un 80% de los jóvenes cursan carrera universitaria, uno de los índices más altos.

Cuando llega el día de la selectividad, la ciudad se transforma. Se retrasa la hora de entrada a los trabajos en las principales ciudades para que el tráfico no interfiera en el camino de los estudiantes a la prueba. Se cierra el paso a determinadas calles y el resto de estudiantes se toma el día libre para que el ruido no entorpezca la concentración de los que se presentan. A la hora de escuchar la audición del examen de inglés, hasta el tráfico aéreo se detiene.

En una sociedad tan competitiva, este es el día más importante de la vida de un estudiante. La familia desempeña un papel crucial durante todo el proceso. Un mes antes de que comiencen la suneung, prácticamente no dejan salir a los estudiantes de su habitación. Se ven sometidos a una presión insoportable. Su futuro depende de que puedan acceder a una universidad prestigiosa que les dé la posibilidad de trabajar en una empresa de reconocimiento mundial, como Samsung, LG o Hyundai.

Cuando llega el día del examen, los amigos y familiares de los que quieren acceder a la universidad se presentan en la puerta para animar a sus allegados con megáfonos, pancartas, gritos de ánimo e incluso llantos histéricos.

Si piensas que has pasado lo peor o que estás a punto de pasarlo, imagina la experiencia que han vivido tus homólogos a más de 10.000 kilómetros de aquí. Cuanto te lleves el alegrón de haber aprobado, descárgate nuestras aplicaciones para consultar las notas de corte y la guía de estudios para decidir con criterio dónde quieres cursar tu grado.